« Cuatro Parques y Jardines de Madrid para pasear en Otoño San Sebastián, ciudad burguesa y cosmopolita. »

Desde Don Juan Tenorio de José Zorrilla hasta la emprendedora Raimunda de Pedro Almodovar en la oscarizada Volver, los cementerios están muy presentes en el imaginario hispano como un referente que navega entre el misterio, lo real y lo simbólico. En estas fechas que se nos presentan, los camposantos de la piel de toro se abarrotan de familiares para honrar el recuerdo de sus muertos. Flores, limpieza ritual de tumbas y panteones, convertidas en una improvisada fiesta donde vivos y muertos protagonizan uno de los puentes festivos del año de más honda tradición: la festividad de Todos los Santos y Difuntos.

Cementerio de San Amaro, La Coruña

Lejos de cualquier afiliación religiosa e interés por el más allá, si nos gustaría dar un pequeño paseo por algunos de los cementerios españoles que cuentan con alguna característica diferenciadora que nos invite a recorrer tan misteriosos lugares.
En A Coruña y con el mar de fondo nos encontramos con el cementerio de San Amaro. Mausoleos, estatuas y laberínticas calles esconden la vida, muerte y obra de insignes y no tan insignes personajes de la ciudad. Impresionante el Alántico que observa bravo el descanso eterno. Una cámara de fotos se hace imprescindible para plasmar la belleza del santo lugar que también cuenta con una parte para enterramientos civiles. A pocos kilómetros, en Santiago de Compostela, en el barrio de San Pedro, está ubicado el Parque del Bonaval, antiguo cementerio de la ciudad hoy transformado y reconvertido, integrando los nichos vacíos con el césped y la canalización del agua. Desde este peculiar parque de gran belleza (obra de Alvaro Siza e Isabel Aguirre) hay una magnífica panorámica de la Catedral así como de las torres de muchas de las iglesias de la ciudad compostelana.

Parque de Santo Domingo de Bonaval (P1030732)

En Madrid, cohabitan algunos de los cementerios más peculiares de España. Curioso, igualmente lo es unos de los más conocidos y el más poblado y también de los mayores de Europa: El Cementerio de Nuestra Señora de La Almudena. Situado en el barrio de Ventas y con 120 hectáreas de extensión cuenta con una línea regular de autobús (110) que atraviesa está gran necrópolis y un servicio de vigilancia permanente. De los 13 cementerios de la ciudad éste, es el más frecuentado por los góticos que vienen a pasear por la zona más decadente, antigua  y singular, situada al noreste del campo santo. Aquí descansan los restos del alcalde Enrique Tierno Galván y Dolores Ibárruri (Pasionaria), los escritores Benito Pérez Galdós y Vicente Alexandre y los cantantes Lola y Antonio Flores o Enrique Urquijo (Los Secretos). Por cierto, que esta semana en Madrid se celebra la quinta edición de la Semana Gótica de Madrid 2013. El Museo del Romanticismo en la calle San Mateo, 13 muy cerca del barrio de Malasaña, celebra conferencias, mesas redondas, encuentros con autores, proyecciones de cortos, conciertos y actividades para niños. Durante diez días podrás disfrutar de la cultura gótica en toda su extensión.

Almudena cemetery entrance. Madrid. Entrada al Cementerio de la Almudena

Sin salir de Madrid, descubrimos otros cementerios más humildes en envergadura pero plenos de historias y curiosidades: El camposanto judio de Hoyo de manzanares carente de flores, imágenes y cruces, solo está presente la estrella de David. Llama la atención la pulcra disposición de las lápidas orientadas a la ciudad santa de Jerusalén.
En la calle Comandante Fontanes cerca de la Pradera de San isidro en el barrio de Carabanchel, se encuentra el cementerio británico. Creado en 1854, ofrece descanso eterno a cristianos no católicos: Judíos, luteranos, ortodoxos rusos y griegos están enterrados en este casi desconocido cementerio en el que se encuentran, además, personalidades como el fundador del Circo Price, el empresario creador del Restaurante Lhardy, así como familiares de los Boetticher y los Loewe.

En el cementerio de San Isidro, situado en el numero 78 del Paseo de la Ermita del Santo, descansan los restos de Maura, Canalejas o la Duquesa de Alba. Conocido como el camposanto más aristocrático, cuenta con una escultura  de un Ángel perteneciente a Ricardo Bellver, creador de otro bien conocido que se encuentra en el parque del Retiro: la estatua del Ángel Caído. Considerados ambos parte de un conjunto, el que aquí se encuentra representa el bien, mientras que el ubicado en el Retiro sería el mal. Cielo e infierno en eterna pugna. Muy cerca , en el número 70 del mismo paseo, está ubicado el cementerio de San Justo, donde descansan los restos de Bretón de los Herreros, Espronceda, Gómez de la Serna y Larra.

Madrid - Panteón de Hombres ilustres

Por ultimo recomendar el Panteón de Hombres Ilustres, en la calle Julián Gayarre en el distrito de Pacífico junto a la Basílica de Nuestra Señora de Atocha. Una interesante muestra de la obra de los mejores escultores españoles.
Un paseo por alguno de estos cementerios se nos antoja como un peculiar viaje romántico por el recuerdo y una mirada (aunque sea de soslayo) al fin de la vida. Por cierto, la entrada es gratuita. Feliz día de los Santos y Difuntos para todos.

Publicado en: A Coruña, Escapadas, Fiestas, festivales y eventos, General, Historias Urbanas, Madrid, Santiago de Compostela, Turismo | Etiquetas: , , , , , , , |

Trackback URI | Comentarios

Deja tu comentario