« Madrid, con todas Las Letras (II) Por Madrid, siguiendo el rastro »

Pasar unos días en Madrid con poco dinero puede ser una tarea ardua pero no imposible. Bastan algunas pesquisas previas antes de aventurarse en el proceloso mundo de la gratuidad o en su defecto, alistarse en el banderín del Low Cost bien entendido.
Si lo tuyo es la cultura estás de suerte, ya que la capital pone a tu disposición una singular oferta de museos y salas de exposiciones en su mayoría gratuita: Museo de Ciencias Naturales, Museo Arqueológico, Museo de América, Museo Romántico, de la Ciudad,… así como un largo etcetera de salas de exposiciones diseminadas por toda la ciudad.

Gran Vía al mediodía

La naturaleza de la región ya sea en forma de paseos meditabundos por sus céntricos parques como El Retiro, el Parque del Oeste o el Templo de Debod son una estupenda alternativa para pasar el día siempre que el tiempo lo permita. Solo aconsejarte que vayas pertrechado con tu bocadillo y bebida correspondiente para pasar la jornada porque los kioscos de la zona son prohibitivos para bolsillos poco afortunados. El Pardo, el Parque del Capricho y la Casa de Campo son igualmente estupendos lugares para pasar el día.

Lago da Casa de Campo

En el centro de la ciudad existen algunos bares que por el precio de la caña te das un atracón considerable de tapas cuantiosas y variadas. A saber: La Sidrería El Tigre (Infantas, 30) en el barrio de Chueca con la caña o refresco te endosan un amplio plato de patatas bravas, tortilla española, paella, croquetas o varias chacinas y quesos. La parroquia está formada por estudiantes, turistas y gente joven en general que se afanan en un ambiente tan ruidoso como divertido. Un clásico siempre a reventar.

Tapas en la Sidrería el Tigre

No muy lejos está el Boñar de León (Cruz Verde, 16) en el Barrio de Malasaña. Por el precio de la caña o refresco, inconmensurables tapas de patatas bravas o alioli, alitas de pollo, embutidos, tortilla o ensalada, así como garbanzos, paella, sopas de ajo, pescado frito e incluso espaguetis. Cuenta con una terraza en verano con vistas a la animada calle San Bernardo. Igualmente cerca, destacar el Restaurante Rio Miño (Limón, 9), con variadas tapas en las que incluyen incluso lacón a la gallega.

El Boñar de León

En el barrio del Pilar, Casa Pepe (Celanova, 19) cuenta con una ejemplar trayectoria de años nutriendo a partidas de jóvenes de la zona. Las tapas: alitas de pollo, servidas en grandes raciones con cada caña, oreja, carne guisada o embutidos. Especialmente poblado los días de partido. Aconsejable para guiris y erasmus  que quieran conocer el verdadero ambiente de los bares de Madrid, sin remilgos, solo barra de aluminio, griterío en diferentes tonos, tapas y cerveza.

hare krishna, malasaña

Un sitio bien curioso donde se puede comer por la voluntad (ésta suele ser de 5 euros más o menos) comida vegetariana muy buena es el restaurante Hare Krishna (Calle del Espíritu Santo,19 ) en el Barrio de Malasaña. De todo hay en este singular espacio: desde ejecutivos con inquietudes orientales hasta amas de casa con sus hijos que solventan el apaño de la comida por poco dinero o ninguno. Todo esto remezclado con túnicas naranjas y rezos a Krishna. Merece la pena la experiencia e insisto la comida es abundante y saludable.
Y aunque no es gratis, puedes pasar la noche a precios muy recomendables en esta selección de hoteles y hostales que hemos confeccionado para ti.

Publicado en: Escapadas, Gastronomía, General, Madrid, Museos, Rutas Urbanas | Etiquetas: , , , , |

Trackback URI | Comentarios

Deja tu comentario