« De paseo por El Escorial Tiendas únicas en Madrid »

El carácter arquitectónico de Santiago y de todos los caminos que a la ciudad llevan ha regalado grandes joyas a nuestro patrimonio histórico-artístico en preciosas muestras del románico, el gótico y el barroco. Y es tal vez esa importancia cultural que ha logrado Compostela y toda la región gallega la que ha conseguido atraer la atención de grandes genios de la construcción y el urbanismo de las últimas dos décadas. Arquitectos de fama internacional como Giorgio Grassi, Josef Paul Kleihues o Norman Foster han integrado sus obras de forma magistral entre el entramado pintoresco local. Espectaculares edificios han pasado a ser monumentos de la cara más actual de Santiago y conforman una interesante ruta por su personalidad más contemporánea.

Centro Galego de Arte Contemporanea (CGAC)

El Parlamento de Galicia (Rua do Hórreo), en el ensanche, es el primero de los monumentales edificios de este recorrido. Fue proyectado por Andrés Reboredo y construido entre 1987 y 1988 con un proyecto que transformaría el Cuartel del Hórreo para esta nueva función. La fachada antigua se mantiene con una verja de acero oxidado que desde fuera parece teñir las paredes del edificio de un color terracota. Con piedra, madera y metal, el artista pudo crear un ambiente acogedor y grave, que se completa con un edificio enterrado para los despachos, que se uno al principal a través de patios arbolados.

P6040079

Open your mind

Si algún edificio requería disfrutar de un estilo vanguardista en la ciudad, ese es el Centro Galego de Arte Contemporánea (Rua de Valle-Inclán), en el casco histórico. Terminado en 1994, esta creación Álvaro Siza Vieira ocupa los terrnos de la huerta del Convento de San Domingos de Bonaval en granito tostado e interiores de madera de roble y mármol blanco. Posiblemente el mejor ejemplo de integración en el entorno, el edificio da coherencia a un complejo que incluye el Museo do Pobo Galego, el Panteón de Galegos Ilustres y la Iglesia de Bonaval. Si pasas por Santiago, te aconsejamos que visites el museo y conozcas su excelente colección y puedas comprobar los juegos de luces del edificio y las extraordinarias vistas de Santiago desde la terraza.

Auditório de Galícia

En el Campus Norte se levanta el Auditorio de Galicia (Avenida do Burgo das Nacións), obra de Julio Cano Lasso para inaugurar los 90 y sobre los pabellones de albergue para peregrinos que él mismo había diseñado en los años tres décadas antes. Piedra, cristal y un poético homenaje a los edificios anteriores componen uno de los más destacados enclaves de la cultura de la ciudad, que se completa con el Parque da Música en Compostela, parte del complejo proyectado por Cano Lasso. Sus vistas son muy buenas, pero es difícil competir con las del Monte do Gozo a casi 400 metros de altura y cumbre del camino francés sobre la Catedral de Santiago. En 1993, se creó un interesante complejo con un área de residencias, obra de José Antonio Franco, un camping, diseñado por Celestino García, un auditorio de Alfonso Penela y el Centro Europeo de Peregrinación Pastoral Juvenil, de Iago Seara. Manteniendo un aspecto rústico, el conjunto a dado una nueva significación al lugar.

#12: Multiusos Fontes Do Sar, Santiago de Compostela Spain.

El Palacio de Congresos e Exposicións de Galicia (Calle Miguel Ferro Caaveiro) también sirvió para integrar una extremo de la ciudad en el núcleo urbano. Alberto Noguerol y Pilar Díaz demostraron en 1995 las posibilidades de este enclave, con un prisma de hormigón dispuesto para todo tipo de eventos y actividades y con servicios como cafetería y oficinas y dos enormes auditorios. Funciones distintas ofrece el Multiusos Fontes do Sar, diseñado por Xosé Manuel Casabella, Josep María de Arenaza y Joaquín Pujol y concluido en 1996. Cables metálicos, lucernarios de cristal y espectaculares edificios integran los fines deportivos y culturales con los parques, las vías de tren y el cauce del río Sar.

BONITO CON MACADAMIA, FRAMBUESAS Y SOPA DE PAN (RESTAURANTE ACIO)

Incluso por el Sar, para llegar a buen puerto, cualquier recorrido por tierras gallegas ha de terminar explorando la gastronomía. Entre la extensa oferta culinaria local hay también propuestas de vanguardia. Si quieres traducir el paseo arquitectónico contemporáneo en cocina de autor, puedes visitar el exquisito restaurante Araguaney (Calle Alfredo Brañas, 5). Es difícil no acertar escogiendo cualquiera de sus platos, pero si quieres descubrir los mejores sabores de las costas de la región, te recomendamos la merluza al vapor rellena de erizos y el foi con cachelos y manzana, al Oporto. Y si buscas algo más creativo aún, puedes acercarte a Acio, donde el chef Iago Castrillón sirve delicias como el salmonete sobre puré de patatas con mayonesa de hígados y grelos y fumé de pescado y verdura, el bonito con macadamia, frambuesas y sopas de pan y la crema de castañas de Verin con garrapiñada, toda una razón más para visitar Santiago. Y para que repitas, quédate en alguno de estos hoteles y hostales económicos de la ciudad.

Publicado en: Gastronomía, General, Historias Urbanas, Museos, Rutas Urbanas, Rutas culturales, Santiago de Compostela, Turismo | Etiquetas: , , , , , , , , , , |

Trackback URI | Comentarios

Deja tu comentario