« En verano, aguas mil Arte, aire, libre »

Su origen se remonta a la Antigua Grecia, aunque sería misión imposible declarar que la pizza no es italiana. De hecho, hasta los propios griegos aceptan que en Nápoles y en el siglo XVIII nació la versión moderna, casi como la conocemos pues no fue hasta finales del XIX cuando se le añadió el queso. Hoy es dogma internacional que “pizza sin queso es como amor sin beso” y así lo rezan los mejores estandartes de esta delicia irresistible en la Ciudad Condal, capital (española) de la pizza.

Pizza Napolitana

La Mamma (Carrer Villarroel, 247) en pleno Eixample fue uno de los primeros restaurantes en elevar las pizzas a la categoría de alta cocina, en 1972. En su filosofía gourmet, los ingredientes superfrescos juegan un papel imprescindible. La carta del establecimiento fusiona la gastronomía italiana con la regional, si bien las pizzas son un apartado mucho más conservador con una larga lista de clásicas y solamente una reveladoramente llamada “Cataluña”, a base de tomate, mozzarella, butifarra blanca y negra, bacon y pimiento rojo.

Alguien que también ha hecho de su carrera una apuesta por los productos made in la Campania Italiana es Rossana Marziale, la chef de Fratelli La Bufala (Pau Claris, 7), una compañía que proviene de una familia de productores del delicioso queso blanco y que tiene sucursales en ciudades como Nueva York, Berlín, Estambul o Madrid. Sus pizzas son gruesas y más esponjosas y su mozzarella única.

FabianMartin_Pizza de foie

Pizza de autor en la nueva pizzeria de Fabián Martín en la segunda planta @FabianMartinBcn

Las más ofrecen un estilo netamente napolitano, con el pan fino y muy crujiente. Con esta receta, O Sole Mio (Comte Borrell, 163) se ha convertido en solamente cuatro años en un negocio mítico en la ciudad. Esta pizzería cercana a la Estación de Sants tiene en su carta más de 40 variedades a las que les puedes añadir mozzarella de bufala, la mejor, por dos euros extra. Su decoración rinde homenaje a la mafia, pero sus precios están lejos de un atraco.

También Els Napolitans (Carrer Diputació, 101) sigue la estela más purista. Recientemente mudada a unos metros de su ubicación original, esta pizzería que elabora una de las mejores versiones de Barcelona sigue siendo una gran desconocida en la ciudad. Si la pruebas será imposible no repetir. Además, si viajas en grupo, Els Napolitans cocina gigantescas pizzas rectangulares para compartir, por un precio muy económico. 

Las del restaurante La Bella Napoli (Carrer Margarit, 14) son igualmente artesanas, cocinadas en horno de leña y crujientes. Y es que, ¿qué se podría esperar con un artífice y creador nacido en Nápoles como Rafaelle Iannone “Lello”? Al recorrer su carta, uno se siente como en Italia, con ingredientes como salami napoletano, rúcula, provola, gorgonzola y speack.

Fabián Martín

pizza napolitana

Muy tradicional y de casa es la propuesta del restaurante Il Pomo d´Oro (Carrer del Rosselló, 239), que tiene música en vivo los sábados por la noche. Si quieres probar la especialidad, te recomendamos la strafazzata, con mozzarella, espinacas, gorgonzola y huevo. Si aún tienes hambre, puedes coronar la cena con un tiramisú exquisito.

Y toda una revolución ha causado el restaurante Fabián Martín (Laietana, 71). Su dueño y chef pasó de ser boxeador professional a ganar prestigiosos galardones, como el primer puesto del mundo en Calidad 2007 del New York Pizza Show, el World Gourmet Pizza New York en Calidad y en Acrobacia y el Campeonato Europeo de 2002 y 2003, entre otros. ¿Será que spagnolos “do it(alian) better”? Alójate en uno de estos hoteles y hostales económicos para comprobarlo con una buena ruta de pizza a la catalana.

Publicado en: Barcelona, Cataluña, Concursos, Gastronomía, General, Rutas Urbanas, Turismo | Etiquetas: , , , , , , , , , |

Trackback URI | Comentarios

Deja tu comentario