« Arte, aire, libre Madrid 0 - Madrid 0 »

Los perritos calientes, en castellano, son una de las referencias más internacionales de comida low cost. Es importante considerar el no abuso de este tipo de comidas que aunque sabrosa, participa del binomio “Low cost/Hight fat” no siempre deseable en el equilibrio nutricional humano. Pues bien, una vez apuntado el consejo dietético, lancémonos al proceloso mundo del perrito caliente madrileño con algunas sugerencias que no son las habituales en cualquier listado del tipo: “los mejores hot dogs,…”.

Wasses Hot Dogs

Uno de los clásicos de la ciudad está situado en la calle del Carmen a pocos metros de la Puerta del Sol. Se trata de un establecimiento en chaflán que aromatiza todo el barrio con ese intenso olor a Frankfurt y pan tostado con esencias de tomate y mostaza: Bravo´s Perritos Calientes, así reza su rotulo con una tipografía bien yankee. Geniales y baratos, los puedes combinar con palomitas, helados y gofres en un establecimiento pionero en Fast food hispano establecido en la capital hace más de 40 de años. El secreto de este legendario puesto es pinchar el pan y tostarlo internamente mediante un artilugio que procura un agujero crujiente en el que se introducen las salsas y después la Frankfurt.

Bravo's

No muy lejos en el número 10 de la calle Hortaleza, entre el barrio de Chueca y la Gran Vía, otro clásico y recoleto establecimiento que ha cambiado de nombre sin deterioro de la calidad: Food fusion (antiguo Chicago) buenos perritos calientes tipo frankfurt con diversas salsas: mostaza, mexicana, hot chili, queso azul, y pepinillos, cebolla frita y patatas. Cuenta con una pequeña terraza-escaparate desde donde divisar la variada fauna de la zona. Justo encima de este local se encuentra el no menos famoso rótulo de “Peluquería Manoli”, de lo más kitsch de la ciudad.

Chicago Hot Dogs

Por ultimo, un recién llegado el Hot Dog & Churros, en la Plaza de Tirso de Molina, 5-7. Decorado en naranjas ácidos y blancos nucleares, este establecimiento de flamante apertura agasaja los paladares del barrio con una imposible sinfonía de hot dogs y churros. Nunca se vio hermanamiento semejante entre platos y culturas sin desdeñar el quimérico aroma de la conjunción de ambas enseñas culinarias internacionales que vaporizan toda la plaza. Además ofrecen ensaladas, hamburguesas y kits desayunos bien económicos a base de chocolate con churros. Cuenta, asimismo, con una espléndida terraza iluminada por los neones del rótulo del establecimiento con una potencia propia de un plató de cine.
Y para pasar la noche, ya sabéis que la mejor oferta capitalina en hoteles y hostales low cost la servimos nosotros bien calentita, con tomate, mostaza o mixta. Buen provecho.

Publicado en: Escapadas, Gastronomía, General, Madrid, Rutas Urbanas | Etiquetas: , , |

Trackback URI | Comentarios

Deja tu comentario