« Si en Aranjuez me esperas… Diez hoteles y hostales “10”, en un Madrid low-cost »

En una pequeña colina situada a la derecha del río Tajo se levanta la ciudad de Toledo.También conocida como “La ciudad imperial” por ser la principal sede de la corte del rey Carlos I, o “la ciudad de las tres culturas” por haber albergado a cristianos, judíos y árabes. Esta localidad castellano-manchega es uno de los destinos turísticos y culturales preferidos por españoles y turistas. Pasear por las pequeñas y escarpadas calles del casco histórico de Toledo, conociendo cada parte de la historia que se esconde detrás de sus piedras y los majestuosos monumentos que la decoran es visita indispensable para cualquier viajero.

Toledo

Entre sus calles Toledo esconde los viejos secretos de las ciudades antiguas, dando hogar a los pueblos celtas carpetanos, pero también de las ciudades medievales, con el establecimiento del reino hispanogodo, acontecimiento que ensalzó la figura de Toledo entre el resto de ciudades. Paseando por el laberinto que forman sus calles encontramos grandes muestras culturales y arquitectónicas: murallas, mezquitas, puentes, iglesias, sinagogas o conventos, hacen de Toledo un sitio inigualable. Es el carácter arquitectónico de sus construcciones y la preservación de sus calles lo que le conceden a la ciudad su atractivo y la convierten en Patrimonio de la Humanidad en 1986.

Calle Toledana

Muestra de su arquitectura impecable es la Puerta de Alfonso VI, una construcción de estilo califal que aún conserva la estructura original y que se encuentra protegida por arduos torreones. En su cara externa está compuesta por tres arcos de herradura, siendo el central de mayor tamaño que los laterales. Éste es el único elemento que se conserva de la muralla árabe. Así, en la parte superior, encontramos una estructura elaborada a base de ladrillo, y según los expertos es una extensión de origen mudéjar, que data del siglo X aproximadamente.

España - Toledo - Puerta de Alfonso VI

Puerta de Bisagra (Bisagra Gate) - Toledo Spain

Si seguimos caminando por las rocosas calles toledanas, a tan sólo unos metros de la Puerta de Alfonso VI encontramos la Puerta de Bisagra. Una construcción del arquitecto Alonso de Covarrubias que data de 1550. Esta edificación de mediados del siglo XVI conserva todos los elementos renacentistas que le fueron otorgados durante su elaboración. Está resguardada por dos torres elevadas de forma circular. Justo al lado de esta reliquia arquitectónica encontramos el Hostal Puerta de Bisagra y a 100 metros de éste el Restaurante Imperial, una opción perfecta para degustar los platos típicos toledanos.

Puerta del Vado

Continuando nuestro recorrido, subiendo una cuesta bastante inclinada, encontramos a la derecha la Puerta del Vado, una construcción semejante a la Puerta del Alfonso VI. Según los historiadores, esta puerta fue erigida entre finales del siglo XI y principios del XII. Durante sus primeros años, esta edificación fue deteriorándose progresivamente por la acumulación de materiales y sedimentos que los vecinos arrojaban en sus inmediaciones. Así, fue a finales del siglo XV y principios del XVI cuando es testigo de diferentes remodelaciones. Para culminar nuestro paseo antes de llegar a la plaza de Zocodover, en la parte más inclinada de la Calle Carretas, podemos hacer una parada para ver la última puerta más famosa de Toledo, la Puerta del Sol. Una construcción que data del siglo XIV y de estilo mudéjar.

Toledo, Puerta del Sol

Si desea pasar unos días en la ciudad de Toledo para conocer todas sus puertas y murallas, desde Infohostal le ofrecemos alojamientos a precios muy económicos para que su estancia sea lo más agradable posible.

Publicado en: Escapadas, General, Rutas culturales, Toledo, Turismo | Etiquetas: , , , , , , , , |

Trackback URI | Comentarios

Deja tu comentario