« Estancia económica para disfrutar de Valencia Velocidad, altura y diversión »

El Perú al completo y más en particular dos de sus más principales ciudades: Lima y Cuzco, celebran la Festividad de Todos los Santos con una especial mistura compuesta por la tradición inca precolombina y el catolicismo de influencia española. El sincretismo andino participa de esta celebración con una suerte de rituales que enriquecen y personalizan las fechas religiosas occidentales. Iconos cristianos y prehispánicos conviven en una fiesta de particular colorido donde el recuerdo de los seres queridos no empaña el devenir de la vida.

DSC_0558

Los cementerios Santa Rosa (Chorrillos), de la Almudena, Presbítero Maestro y El Ángel (Lima Cercado), Virgen de Lourdes (Villa María del Triunfo) y Trabajadores Textiles de Vitarte (Ate) son algunos de los más visitados por parentela de todas las edades. Se honra al finado con arreglos florales, banquetes (habitualmente se confeccionan los platos preferidos del difunto) e incluso pequeñas orquestas. Raigambre andina y milenarios rituales se dan cita en estas fechas donde se comparte y se brinda (habitualmente con cerveza, chicha de jora o vino) por el descanso eterno.

Cementerio de Huánuco

Los más pequeños van ataviados con sus mejores trajes y son objeto de presentes por parte de los familiares que han perdido algún infante cercano. Cuando estas personas encuentran un niño o niña que se parece al que perdieron, le regalan pequeños panecillos, coco o batatas azucaradas (camotes) y otros dulces envueltos en bolsas delicadamente decoradas, llamadas “angeles”. Por la noche, los parientes hacen una vigilia con velas en el cementerio hasta el amanecer del 2 de Noviembre. En Arequipa y Junín, las bolsas de “ángeles” son reemplazadas por panes con caritas de niño, llamados “t’anta wawas”.

El dia de todos los Santos

La tradición oral cuenta que la situación metereológica define el estado de las animas: si el día es lluvioso es que las almas benditas están triste por el descuido en el recuerdo por parte de sus parientes, por el contrario, si la jornada se presenta soleada, es que el difunto está alegre y se siente querido por la familia.

T'anta Wawas

En Cuzco la cosmovisión andina se amplia: Música de saxofón, arpa y violín, chicha, cigarrillos, hojas de coca, misas y platillos típicos son ofrecidos para el agasajo de miles de personas a sus muertos más queridos. Así inicia la milenaria ciudad la festividad de Todos los Santos, que dura dos días. En lo culinario destacar, el plato de lechón de cerdo, acompañado de tamales de maíz seco además de otras ofrendas dispuestas en pequeños altares velados donde se encuentran frutas, dulces, bebidas, manjares y las viandas preferidas del difunto, los indispensables “tanta wawa y caballos” de pan, y el vaso con agua, ya que según la creencia las almas vienen sedientas y con el estómago vacío. Otras especialidades propias de las fechas son el “puka picante”, mondongo, cuy y pachamanca endémicos de Ayacucho.

DSC_0665

Tan impresionante riqueza de usos y costumbres fruto de la asimilación cultural y religiosa de este siempre sorprendente país, se nos antoja como un destino imprescindible para viajeros de todo el mundo. Desde Infohostal os recordamos que hemos seleccionado una completa guía de hoteles y hostales a precios económicos para que el alojamiento no sea un impedimento para integrarnos en uno de los pueblos más ricos y sugestivos de la cordillera de Los Andes

Publicado en: Cuzco, Fiestas, festivales y eventos, Gastronomía, General, Lima, Turismo | Etiquetas: , , , |

Trackback URI | Comentarios

Deja tu comentario