« Aquí si hay playa Playas de Barcelona »

De San Sebastián (en euskera Donostia) huelga decir que es una de las ciudades europeas de reconocida belleza, cuna de importantes festivales y sede de algunos de los mejores restaurantes del mundo. La Bella Easo, burguesa y de corte afrancesado es uno de los destinos turísticos más importantes del país, que comparte con todos los que allí se acercan una de las bahías más impresionantes de la costa cantábrica.

San Sebastián - Donostia

Además de sus reconocidos atractivos arquitectónicos y culinarios, la ciudad ofrece un ramillete de excelentes playas. En su costa existen elementos identificativos para cada una de las cuatro playas que forman el litoral aunque todas son de carácter marcadamente urbano.
La de Zurriola, ubicada en el Barrio de Gros, es una playa urbana emplazada al este de la desembocadura del río Urumea. Es visitada especialmente por jóvenes y surfistas y cuenta con un fuerte oleaje. Su  arena es fina dorada y está bastante concurrida sobre todo los fines de semana. Como curiosidad para aquellos que practican el nudismo esta playa está en proceso de promoción en esta categoría.

Cubos de Moneo y playa de la Zurriola en Donostia ( San Sebastian ), Gipuzkoa.

En la playa de Ondarreta comienza el paseo que termina en el famoso Peine de los Vientos de Chillida. Pasando por la Isla de Santa Clara, situada en plena bahía y que en baja mar ofrece una playa de pequeñas dimensiones.
Y por último, la playa de La Concha, en la bahía del mismo nombre, con mas de un kilómetro de longitud, urbana, repleta de servicios y lugares excepcionales para el descanso y la cultura. se caracteriza por ser una de las playas situada en un entorno urbano más bella de España. Ubicada en la desembocadura del río Urumea, separada de este por el monte Urgull y bañada por aguas del Cantábrico hacen de este lugar un espacio de visita obligada en cualquier época del año.

Playa de la concha

Destacar también la recoleta Cala Tximistarri que se encuentra emplazada en el litoral donostiarra, a los pies del monte Igueldo y muy cerca de la ciudad. Es una de esas playitas encantadoras a las que hay que acceder a pie, no obstante merece la pena la caminata de dos kilómetros y medio aproximadamente para disfrutar de este maravilloso paraje natural. Es ideal para los aficionados al buceo ya que posee uno de los mejores fondos marinos.

Taller de Pintxos en San Sebastia?n

Otro imprescindible si visitas la ciudad es la Parte Vieja, situada al pie del monte Urgull, donde el mundo de los pintxos y los chacolís campa en su más absoluta plenitud. Te esperan exquisitos bocados, algunos verdaderas arquitecturas efimeras comestibles, que son otro de los estandartes de la ciudad. Comer de pintxos no es una opción barata pero merece la pena dar un pequeño susto a la crisis; tu paladar te estará eternamente agradecido.
También puedes acercarte a cualquiera de los restaurantes un poco más alejados de la zona turística y agenciarte un buen menú del día de los que abundan por la ciudad y trasegarte una abundante comida casera. Ahora bien, si de darte un homenaje se trata, la Casa Nicolasa, el Aldanondo, el Bar Juantxo o el Atari Gastroteka son una magnífica opción. De postre, nada mejor que degustar una de las famosas trufas de la Pastelería Oiartzun por el paseo de La Concha.
Además si piensas pasar la noche en tan asombrosa ciudad, ponemos a tu disposición la mejor selección de hoteles y hostales a precios muy económicos.

Publicado en: Escapadas, Gastronomía, General, San Sebastián, Turismo | Etiquetas: , , , |

Trackback URI | Comentarios

Deja tu comentario