« Playas de Barcelona Alicante: 11 playas 11 »

La capital cántabra, probablemente una de las ciudades más bellas de la cornisa litoral, ofrece al visitante innumerables atractivos aunque, sin duda, uno de los más poderosos e inefables son sus increíbles playas urbanas de arenas doradas y aguas limpias. Su impecable gastronomía y su señorial estampa añaden y completan a Santander como una de las perlas del Cantábrico.

Santander

Las doce playas de la costa de Santander agrupan un conjunto variado y para todos los gustos en playas. La del Sardinero I, formada por arena de calidad, con un impresionante paseo marítimo y un alto nivel de equipamientos le hacen merecedora de la Bandera Azul que otorga a la calidad y la conservación la Unión Europea. También ondea Bandera Azul en la playa de El Camello situada entre la Península de la Magdalena y el paseo marítimo.

Playa del Sardinero

Otras opciones urbanas son la playa de La Concha o Sardinero II. Mientras la playa Mataleñas nos cautivará por su atractivo entorno, sus aguas limpias y su agradable paseo. Encajonada entre el Cabo Menor y el Cabo Mayor, la playa es una cala arropada por acantilados, el acceso es una estrecha y empinadas escalera, rodeada de un paisaje inigualable de vegetación frondosa. Playa de arena fina y blanca.

Amanecer en la Bahia de Santander.Cantabria

Para los amantes de los deportes náutico, la playa de Los Bikinis cuenta con las instalaciones necesarias para el disfrute del sol y el mar Y si es tranquilidad y naturaleza lo que buscamos la playa Virgen del Mar, la más  aislada, será la mejor de las opciones.
La playa de los Peligros está situada cerca de la Avenida de la Reina Victoria en pleno centro urbano. Se accede por la colina de San Martín, y está unida a las playas de la Magdalena y de los Bikinis.
La playa del Puntal pertenece a la localidad de Somo, a la que puedes acceder a en barco desde Santander Se trata de una playa rodeada de dunas y de una gran belleza, con una extensión de 4500 metros de largo y una anchura de 120 metros. Tiene una arena fina y dorada, y unas vistas inmejorables de la bahía de Santander. Ideal para los amantes del nudismo.

Santander Port

La playa del Bocal cuenta con una extensión de 200 metros de largo por 10 metros de ancho, compuesta por arena fina y dorada y por aguas cristalinas, es la playa perfecta si buscas un entorno más tranquilo. Recomendables las puestas de sol en verano que desde aquí se contemplan. Pequeña pero encantadora es playa Molinucos, con una extensión de 25 metros de largo por 5 metros de ancho.
Un paseo por Avenida Reina Victoria o el Paseo de Pereda, un tentempié en la Cafetería Pombo, la visita obligada a la Catedral de Nuestra Señora de la Asunción y la Plaza Porticada, así como un agradable paseo por el Palacio de la Magdalena completarían una corta estancia de fin de semana en tan bella ciudad. Y si lo que quieres es pernoctar en la ciudad, te ofrecemos la mejor y más completa selección de hoteles y hostales a precios realmente económicos.

Publicado en: Cantabria, General, Rutas Urbanas, Santander, Turismo | Etiquetas: , |

Trackback URI | Comentarios

Deja tu comentario