Archivos por categoría: Burgos

El Camino de la Lengua Castellana: lugares que han marcado nuestro idioma

Publicado el 28 Enero 2013 por Mamen Fernández

Es casi imposible precisar el momento exacto del nacimiento de nuestra lengua, aunque sí es posible datar la aparición de los primeros textos escritos en castellano, y como no, también el enclave concreto donde surgieron. Y para adentrarnos en aquellos lugares que han sido claves en la formación de la lengua en España, nada mejor que recorrer el denominado Camino de la Lengua Castellana, que no es nada más que una ruta centrada en los orígenes y expansión del castellano, y ya de paso animar al viajero a conocer la cultura, la historia, la arquitectura y por supuesto las tradiciones y gastronomía de estas bellas ciudades. Arrancamos el viaje en los monasterios de Yuso y Suso, en San Millán de la Cogolla (La Rioja), Santo Domingo de Silos (Burgos), seguimos por Valladolid, Salamanca y Ávila, para terminar en la madrileña ciudad de Alcalá de Henares.

SAN MILLAN DE LA COGOLLA - La Rioja.

Las primeras manifestaciones escritas en lengua castellana son las ‘Glosas Emilianenses’ y aparecieron en San Millán de la Cogolla, una ciudad Patrimonio de la Humanidad desde al año 1997. Probablemente estos escritos en latín, romance hispánico y vascuence medieval datan de finales del siglo X o de principios del XI y fueron escritos en los monasterios de Suso y Yuso, importantes además de por su labor cultural por su patrimonio arquitectónico. Resaltar también que en esta ciudad riojana se gestó el primer poeta en lengua castellana, que no es otro nada más que Gonzalo de Berceo. Y por supuesto, no hay que abandonar San Millán de la Cogolla sin contemplar los bellos paisajes que ofrece el valle del Cárdenas.

Pasillos del Monasterio de San Millán de Yuso (III). San Millán de la Cogolla (La Rioja) (Fisheye Vision)

Continuando la ruta llegamos a Santo Domingo de Silos, en las castellanas tierras de Burgos. Su vinculación con la historia de la lengua le viene dada principalmente por las ‘Glosas Silenses’, otra de las primeras manifestaciones escritas en lengua romance a finales del siglo XI. El monasterio de Santo Domingo de Silos es una muestra del pasado, obra cumbre del románico en la Península Ibérica, con un espectacular claustro y bellos capiteles. Es en este espacio donde se localiza el ciprés al que Gerardo Diego dedicó sus versos. Asimismo, si lo visita nada mejor que hacerse gala de los cantos gregorianos de los monjes de Silos que han dado la vuelta al mundo.

Burgos - Santo Domingo de Silos - Monasterio

Sepulcro de Santo Domingo de Silos

Y llegando a Valladolid comienzan a resonar nombres reales e históricos como el de los Reyes Católicos, que contrajeron aquí matrimonio, o el de Cristóbal Colón. Pero si por algo destaca la ciudad es por la latente historia de su Universidad y las obras de escritores que ha dado esta tierra: José Zorrilla, Miguel Delibes, Jorge Guillén y Paco Umbral entre otros. Incluso, el propio maestro de las letras castellanas, Miguel de Cervantes Saavedra vivió en Valladolid en sus años más fértiles, y recogió en sus páginas bonitos emplazamientos vallisoletanos, tales como plazas, calles o palacios que aún se pueden recorrer.

Universidad de Valladolid

Declarada Patrimonio de la Humanidad en 1988 nos adentramos en Salamanca, la ciudad del conocimiento y adalid del patrimonio artístico de España. Pero centrándonos en las letras que hoy nos ocupan, relevante papel en el castellano jugó su Universidad, la más antigua de España, y lugar en el que Antonio de Nebrija redactó la ‘Primera Gramática en Lengua Castellana’ en el año 1492. En su seno impartió clases Fray Luis de León y ejerció como rector el conocido Miguel de Unamuno. Si acude a Salamanca, no se olvide de recorrer sus calles, catedrales, palacios y casonas, y por supuesto contemplar la majestuosa Plaza Mayor. Salamanca aparece además en obras literarias como ‘La Celestina’ de Fernando de Rojas, la obra anónima de ‘El Lazarillo de Tormes’ o la Novela Ejemplar cervantina ‘El Licenciado Vidriera’.

Universidad Salamanca

Y de Salamanca a Ávila, otra ciudad declarada Patrimonio de la Humanidad en el año 1985. Estamos ante el mejor ejemplo de villa medieval amurallada con nueve puertas, las mismas que invitan al turista a bucear en su histórica literaria y monumental. Y es que en Ávila se alzan multitud de iglesias románicas y góticas, catedrales y conventos, pero sobre encontramos el que fue escenario de las vivencias místicas de Santa Teresa de Jesús y San Juan de la Cruz. Sin duda, dos referentes indispensables en el trabajo religioso y literario del siglo XVI y posteriores. Considerada como “ciudad de los santos y de los cantos”, de ella dijo el escritor José Martínez Ruíz ‘Azorín’, que era “quizá la ciudad más siglo XVI de España”.

Santa Teresa

Torreón de los Guzmanes y San Juan de la Cruz

Llegamos al final de nuestra peculiar ruta de las letras, y en ella no podía faltar la ciudad madrileña de Alcalá de Henares, donde alcanza su cima el castellano y en la que se emplazaba la antigua Complutum romana, que además fue declarada Patrimonio de la Humanidad en 1998. De esta manera, la Universidad Complutense ha sido a través de los años un centro cultural vinculado estrechamente a Alcalá, y en su Paraninfo se entrega el máximo galardón de las letras españolas, el Premio Cervantes de Literatura. Por sus calles han paseado personajes de la talla de Quevedo, Cisneros, Nebrija, etc, pero si alguien ha jugado un papel predominante en esta ciudad, ese fue el escritor más conocido en nuestra lengua: Miguel de Cervantes Saavedra. Aquí nació y vivió buena parte de su vida, y su huella ha quedado grabada a fuego en la ciudad, en espacios como la Plaza de Cervantes, su Casa Natal, el Instituto Cervantes, el Centro de Estudios Cervantinos y un sinfín de monumentos más.

007004 - Alcalá de Henares

Recuerde que si quiere conocer de primera mano el origen de lo que hoy nos identifica, nuestra lengua, no hay nada mejor que hacer una parada en el camino, o varias… Y para ello, nada mejor que alojarse en los hostales y hoteles que en Infohostal hemos reservado para usted al mejor precio del mercado. Y todo para que el viajero sólo se preocupe por lo único, disfrutar de la estancia y de todos los deliciosos rincones que albergan estas ciudades.

Sin comentarios

Spain is different

Publicado el 01 Abril 2012 por Jesus Huarte

Correr delante de un toro bravo, cortar a trozos un tronco de haya a él subido, tocar cientos de tambores y poner a vibrar toda una ciudad durante 24 horas seguidas, quemar espectaculares monumentos después de tirarse varios meses preparándolos y reventar explosivos frente al ayuntamiento subiendo la temperatura acústica hasta los 120 decibelios: Hasta ahí, todo normal, o casi… Pero, ¿qué hay de las celebraciones verdaderamente raras?

Santa Marta de Ribarteme

Sta Marta de Ribarteme

Somos diferentes. Y si a alguien le queda todavía alguna duda de ello, basta una mirada a nuestra geografía para descubrir que todos tenemos un muerto en el armario; o fuera de él, como representa el caso de la Romería de los Cadaleitos de Santa Marta de Ribarteme, en As Neves, en la provincia de Pontevedra y muy cerca de Vigo. Catalogada como la “segunda fiesta más rara del mundo” por el periódico The Guardian, este evento religioso pasea en ataúd a penitentes que agradecen a la patrona que les mantenga vivos después de alguna circunstancia difícil. Los familiares cargan con la caja, bajo el intenso sol del 29 de julio, en una inquietante procesión, que lleva repitiéndose más de tres siglos. No muy lejos, en Sandoval de la Reina, al noroeste de Burgos, tampoco se echa en falta originalidad. El Torneo de Lanzamiento de Azada, que se organiza con motivo de las Fiestas de Verano, en agosto, cumple este año la undécima edición. Con su peligroso estilo que zarandea la azada desde atrás y la lanza desde debajo de las piernas, el evento reúne a locales y curiosos en torno a esta antigua costumbre que podría dejar sin voz a cualquier novato.

tunos lanzando el hueso de oliva

Sin embargo, no son azadas lo único que tiramos en territorio nacional, ni muchísimo menos. Que se lo pregunten a los habitantes de Cieza, al norte de Murcia, una pequeña localidad cuya grandeza ha alcanzado fama internacional, gracias a su Campeonato del Mundo de Lanzamiento de Huesos de Oliva. Sus orígenes se remontan a la Edad de Piedra. El evento cuenta desde 2006 con una réplica simultánea en el Central Park de Nueva York. Los mejores participantes, que competirán el próximo 31 de agosto a las 13:33 en la Calle Reyes Católicos, tratarán de batir el récord que ostenta desde hace dos años Pedro Ramos, con 21,43 metros. La Asociación Amigos de las Oliveras lucha porque esta práctica sea nombrada deporte olímpico y está en trámites de crear la Federación Internacional de Lanzamiento de Huesos de Oliva (FILHO), como exige el Comité Olímpico Internacional (COI), con el que la organización ya ha contactado. Parte de este objetivo es la promoción que ha llevado a varios lanzadores en exhibición a latitudes remotas como Pekín y cercanas como Pamplona, que ya bastante tiene con los excesos sanfermineros, entre los que destaca el salto desde la Fuente de la Navarrería, de seis metros de altura, para caer (o no) en los brazos de un ejército de pletóricos y perjudicados turistas.

Untitled

Landing

Aunque si de arrojar se trata, La Tomatina de Buñol, en Valencia, es definitivamente la fiesta más vistosa de su clase. Los amantes de la salsa, y no precisamente tropical, se reúnen el último miércoles de agosto para rendir homenaje a una trifulca que sucedió en 1945 y que se ha convertido en un clásico de las fiestas del pueblo. Toneladas de tomates cultivados para la ocasión en Xilxes, Castellón, vuelan por los aires tiñendo a cientos de personas de un rojo intenso. El festival cuenta ya con imitadores en China, Costa Rica, Chile, Colombia y Estados Unidos, pero para tomates, los nuestros.

tomatina bougnole

Más espiritosa, pero similar en esencia, es la Batalla del Vino, en los Riscos de Bilibio de la localidad riojana de Haro. El 29 de junio, con motivo del día de San Pedro, esta Fiesta de Interés Turístico Nacional convierte botas, botellas, sulfatadoras, pistolas de agua y ollas varias en disparadores de vino tinto contra los fieles vestidos de blanco. La batalla puede llegar a emplear unos 40.000 litros y termina con una misa en la Ermita de San Felices de Bilibio y un almuerzo típico a base caracoles.

800px-Batalla_del_Vino_-_Haro_-_La_Rioja

La versión más dulce de una guerra gastronómica es la Merengada, que cumple este año cuatro décadas como parte, ya imprescindible, del centenario Carnaval de Vilanova i la Geltrú, a poco más de media hora de Barcelona. La mayoría de las pastelerías del municipio participan el Jueves Lardero, primer día de carnaval, en una gigantesca batalla de merengue, en la que los protagonistas son los niños. Por la noche, después de cenar, los adultos tienen su propia batalla blanca.

Merengada a la pastisseria Blanch de VNG

Sin embargo, la fiesta más chocante de los pueblos españoles, después de que se prohibiera el Salto de la Cabra en Manganeses de la Polvorosa en 2002 y hoy la cabra pasee por el pueblo junto a los quintos del año, en lugar de caer desde un campanario a 25 metros de altura sobre una lona, es probablemente el Salto del Colacho, en Castrillo de Murcia, Burgos.

El Colacho II

El primer domingo después del Corpus Christi, esta costumbre, que ha sido declarada de Interés Turístico Nacional, se celebra como parte de la procesión. Un personaje llamado Colacho, que representa al demonio, corre y salta por encima de los niños que han nacido en el año y que se han colocado previamente en pequeños colchones. Según la creencia, al pasar sobre los bebés, el Colacho los limpia de todo mal. Tú no tendrás que limpiarte el bolsillo si necesitas ver para creer. Son muchas las opciones económicas de hoteles y hostales en estas poblaciones y sus capitales más cercanas. Eso sí, lleva ropa de repuesto y deja en casa todos los prejuicios.

Sin comentarios

Burgos: Gótico y Cordero

Publicado el 15 Febrero 2012 por Elias Zapata

Con una tradición gastronómica tan reconocida como su impresionante catedral gótica, Burgos, ostenta una posición privilegiada en el elenco de las ciudades españolas donde el “buen llantar” constituye un atractivo turístico más. Hay quien asegura que las hazañas del Cid Campeador a su paso por Burgos no hubieran sido posible sin la inefable ayuda proporcionada por sus suculentos manjares capitaneados por el plato estrella: el cordero asado.

Catedral de Burgos

Asadores y mesones se prodigan por sus históricas calles donde, desde primera hora de la mañana, se ventea el olor a leña indicio inequívoco de los preparatorios rituales de lo que será la comida del mediodía. Mientras el fuego va calentando los fogones y hacemos hambre para el festín gastronómico, la propia ciudad te invita a pasear por sus calles y visitar sus monumentos.

Morcilla de Burgos

La catedral y sus alrededores completan el núcleos gótico de la ciudad, donde descubriremos a dos pasos la calle Fernán González, calle jacobea, donde se encuentran otros templos cargados de arte e historia, como la iglesia de San Nicolás. Interesante igualmente es ascender por las callejuelas del barrio de San Esteban, por sus calles empedradas donde parece que el tiempo se detuvo siglos atrás, a no ser por el nuevo edificio del Centro de Arte Contemporáneo (CAB) que acerca las nuevas expresiones artísticas a todos los públicos, y que contrasta con las obras de arte de los retablos custodiados en la iglesia gótica de San Esteban que da nombre al barrio, del s.XIII. Desde la iglesia de San Esteban, unas escaleras conducen a un espeso monte que nos lleva al castillo de Burgos.

Horno de Leña

Se acerca la hora de la pitanza y es en ese momento cuando nos apercibimos que la ciudad se ha convertido en un hervidero de aromas a asado que recorre la ciudad. Las zonas más habituales donde se aglutinan los restaurantes son: en los aledaños de la catedral en las Plazas Mayor,  plaza del Rey San Fernando, en las calles peatonales de Sombrerería, La Paloma, La Llana, San Lorenzo, La Puebla, o en los asadores del Barrio de Huelgas.  Muchos de los restaurantes de la zona cuentan con menús del día bastante económicos, aunque aconsejable es deleitarse el paladar con los productos de la tierra que ordenados en un menú ideal serían: morcilla de Burgos como entrante, cordero asado con ensalada y para finalizar, el postre del Abuelo elaborado con queso de Burgos, con finas capas de miel y acompañado por nueces. Todo esto acompañado del vino procedente de la Ribera del Duero burgalesa, denominación de origen de fama Internacional.

Burgos Cartuja de Miraflores

Algunos de los restaurantes donde la relación calidad precio pasa el examen con éxito son: La Posada,  el Fábula,  el restaurante Asador Las Calzadas (Casa Peña), el Asador La Gloria y el Asador Los Trillos en el centro histórico. El Bar Arribas y el Bar Restaurante La Tesorera cuentan con menús del día muy económicos.

Postre del abuelo

Aconsejable es después de comer, un paseo desengrasante desde la puerta de Santa María y siguiendo la ribera del Arlazón en dirección a la paz monástica de los Panteones Reales de las Huelgas y la Cartuja de Miraflores. Otra posibilidad incluye una siesta castellana en la selección de hoteles y hostales económicos que hemos escogido para ti. Buen provecho.

Sin comentarios