Archivos por categoría: Cultura

Un día en el Museo del Prado

Publicado el 21 Febrero 2014 por Elias Zapata

Imprescindible en tu viaje a Madrid es visitar una de las pinacotecas esenciales en la historia de la pintura universal: El Museo del Prado. Allí te esperan los grandes maestros como: Velázquez, El Greco, Zurbarán, Goya, Murillo, El Bosco, Botticelli, Frai Angelico, Caravaggio, Rubens, Tiziano o Rembrandt entre otros. Aconsejable es comenzar la visita temprano y deleitarte a cada paso antes de que el museo se convierta en un hervidero de turistas de todo el mundo.

prado1.jpg

A la salida del museo y si has sobrevivido a su inmensa colección (aproximadamente 7.600 pinturas, 1.000 esculturas, 4.800 estampas y 8.200 dibujos) puedes pasear por el cercano Parque del Retiro o visitar el Jardín Botánico amen de continuar el periplo por los otros dos museos que forman el conocido Triángulo del Arte: el Thyssen-Bornemisza y el Reina Sofía.

dolores.jpg

Aunque si lo que quieres es degustar las típicas tapas de la ciudad, no tienes más que cruzar el Paseo del Prado e introducirte en el barrio de Las Letras por la calle Huertas. La taberna La Dolores, la cervecería CervantesLos Gatos o el magnífico cocido madrileño de La Daniela son algunos de los establecimientos aledaños al Museo del Prado donde puedes tomar un refrigerio, o entregarte a alguno de los copiosos menús del día que proliferan por la zona.

Por nuestra parte, recordarte que contamos con la mejor y más completa selección de hoteles y hostales a precios realmente económicos.

Sin comentarios

De paseo por el Barrio Gótico

Publicado el 16 Enero 2014 por Elias Zapata

Heredero de la Barcino romana sobre la que fue construido, el Barrio Gótico, se muestra al visitante como un lúcido y vivo ejemplo de urbanismo medieval. Calles de angosto y laberíntico trazado por las que deambular sin prisa y donde tropezarse en cada esquina con un observatorio de la que quizás sea la zona más hermosa de la ciudad.

Delimitado por Las Ramblas, la Vía Laietana, el Paseo de Colón y la Plaza de Cataluña, en el Gótico se encuentran numerosos atractivos turísticos y una de las atmósferas más cálidas con tiendas y restaurantes diseminados por toda la zona. El carrer del Bisbe, nexo de unión de la Plaza Sant Jaume con la Catedral, en su peatonal recorrido agasaja al visitante con una suerte de establecimientos de amplio sabor barcelonés. Destacar de tan bulliciosa calle el arco que la cruza, de estilo neogótico pero construido en 1928, que une el Palau de la Generalitat con la Casa dels Canonges.

Otra de las calles fundamentales del barrio, en este caso por su actividad comercial, es la avenida del Portal de L´Angel. En la aledaña plaza Sant Jaume, se ubican el Ayuntamiento y el Palau de la Generalidat de Cataluña. Si te pasas los domingos por la tarde podrás ser testigo de un espectáculo único: el baile de la Sardana (danza nacional catalana, originaria de la región de l’Empordá, al norte de Cataluña). También se disponen los bailadores de Sardana en la Catedral de Barcelona los sábados a las 18h30, los domingos a la 12h y los miércoles hacia las 19h.

El barrio cuenta con tres representativas plazas: la plaza del Rey, la plaza Nova y la plaza Real. En la plaza del Rey se encuentra ubicado el Museo de la Historia de la Ciudad que nos muestra el recorrido desde la ciudad romana hasta la Barcelona del medievo. También la plaza Nova conserva parte de dos antiguas torres romanas muy cerca de la Catedral. Por su parte la plaza Real, situada junto a Las ramblas, sorprende al viajero por su peculiar estilo neoclásico y sus soportales amueblados con prolijas terrazas donde tomar un tentempié mientras disfrutas de un panorama único a la sombra de sus altas palmeras.

Y si a estas alturas del periplo se despierta el apetito encontrarás una importante oferta. De cocina catalana y con peculiar encanto son: La Lluna, el Can Culleretes (el restaurante más antiguo de Barcelona), El Gran CaféLos Caracoles o el Senyor Parellada. Y si de lo que se trata es de pernoctar, te ofrecemos las mejores ofertas de hoteles y hostales en la Ciudad Condal a precios realmente económicos.

Sin comentarios

Si paseas por Santa Isabel,…

Publicado el 02 Diciembre 2013 por Elias Zapata

Desde la plaza de Antón Martín hasta la plaza de Carlos V, sinuosa y llena de historia, serpentea la calle Santa Isabel. Debe su nombre al Colegio de Santa Isabel fundado en 1593 por Felipe II, en memoria de su hija, la Infanta Isabel Clara Eugenia. Fue construido en el solar de la casa de campo del valido de Felipe II, Antonio Pérez, y actualmente continua la labor docente.

Antón Martín (Calles Santa Isabel + Torrecilla del Leal)

A pocos metros el Colegio de Médicos, el Conservatorio de Música y el Centro de Arte Reina Sofía (antiguo Hospirtal Provincial). El Real Conservatorio, antaño antigua morgue del hospital de San Carlos, acoge un impresionante museo musical con más de 180 años de existencia. Aquí reposa el Stradivarius de Pablo Sarasate que está considerado el quinto más bello de los que hizo su autor. Eso si, está expuesto tras un cristal blindado dentro de una vitrina que es una caja fuerte. Para visitar el museo se necesita concertar cita.

Isojoyo at Mercado Anton Martin

Remontando la cuesta hacia la plaza de Antón Martín la calle se ensancha y se hace más mundana y castiza: bares, terrazas, librerías y tiendas de barrio acompañan al paseante hasta el Mercado de Antón Martín. Este ha sido recientemente renovado en estilo y forma adecuándose a las demandas del barrio sin perder, al menos de momento, el gracejo propio de los mercados capitalinos.

Cine Doré

Aledaño al mercado el pasaje y el cine Doré, que pasó de barraca donde se proyectaban películas al calor del crepitar de las pipas de girasol (era conocido con el señorial apelativo de “Palacio de las Pipas”) allá por los empieces del siglo XX, a ser la flamante sede de la Filmoteca Nacional. Construida a las ordenes de Críspulo Moro en 1923 cuenta con una espectacular fachada y un interior que conserva el regusto decimonónico con el que fue creado.

Viñas el perfumista

La inercia junto con su cercana prima sinergia, al calor del Doré, han propiciado cierta abundancia de establecimientos de corte moderno alternativo tan endémicos del barrio de Lavapiés. Locales como La Fugitiva Librería Café, el Parrondo, Más Corazón Taberna, el Terral, Alma Café o el Benteveo conjugan con singular gracejo lo vintage con lo moderno, lo antiguo con lo reciclado y lo importado con lo de aquí. Aires cosmopolitas y multiétnicos del que se han parapetado algunas tiendas del barrio que se resisten a ser globalizadas. Prueba de ello es la Peluquería Vallejo fundada en 1908 por Basilio Vallejo y que ostenta el titulo de peluquería más antigua de la ciudad. Las Chicas, asimismo, cultivan el asado de pollos, pimientos y manufactura artesana de croquetas en sus versiones con jamón y pollo en el número 1 de esta flamante calle capitalina. Mención merecen igualmente en este apartado: Viñas El Perfumista y la Droguería Mónaco, el primero en el pasaje Doré y el segundo frente al mercado.

Peluquería Vallejo de la calle Santa Isabel. Madrid

También, y ya en la sala de lo multicultural, la calle cuenta con una peluquería china, un obrador ecuatoriano, una carnicería musulmana y un gran surtido de establecimientos que hacen que esta calle y este barrio sean más que merecedoras de un paseo sosegado. Nosotros por nuestra parte ponemos a tu disposición la mejor selección de hoteles y hostales a precios realmente económicos.

Un comentario

Primavera en Madrid

Publicado el 03 Abril 2013 por Elias Zapata

Cierto es que cualquier época del año es buena para darse un garbeo por la capital, aunque si se trata de elegir estación propicia, es la primavera cuando la ciudad se atempera y permite descubrir rincones y placeres urbanos que en invierno parecen aguardar mejor climatología. Parques, jardines y terrazas nos recuerdan a cada paso la increíble metamorfosis con que cada año nos sorprende Madrid en su estación más sugerente.

Primavera en la Puerta del Sol (Madrid)

En Lavapiés la calle Argumosa, en Malasaña, la plaza del Dos de Mayo, la Plaza de la Paja en La Latina o en el barrio de Salamanca la calle de Juan Bravo son algunos de los exponentes más significativos del “terraceo matritense”. Tampoco podemos substraernos de la explosión verde a la que sucumben los parques de la capital. La Rosaleda  en el Parque del Retiro, el Parque del Oeste, la Casa de Campo o el del Capricho se muestran rumbosos y llenos de vida.

Chueca

El paseo por calles, avenidas y bulevares se torna más agradable, quizá por la especial sintonía ciudadana compuesta por los pajarillos castizos que parece que armonizan con el siempre ruidoso transito de la capital. El paseo del Prado, la Gran Vía o la Castellana multiplican sus peatones por obra de tan gentil estación y del impertérrito cielo “velazqueño” que encapota la ciudad con una gama de azules que solo se pueden ver en primavera o, en su defecto, en las salas del Museo del Prado dedicadas al pintor sevillano.

MADRID_060616_MXALX_056

Muchos son también los restaurantes que cuentan con espléndidas terrazas al aire libre que van desde los más asequibles y de honda raigambre low cost como Casa Mingo y sus centenarios pollos asados, a la seductora terraza del Círculo de Bellas Artes que ofrece un menú del día asequible con vistas a la calle Alcalá. En cualquier caso el surtido de establecimientos con terraza es profuso y se adecua a cualquier economía.

Casa Mingo Restaurant Madrid

Terraza DEl circulo de Bellas Artes

Al llegar la noche, la diversión continua en la calle, las plazas de Alonso Martinez, Chueca, Dos de Mayo y La Latina, entre otras, son escenario de las primeras copas de la noche. Eso si, a las dos de la madrugada, aproximadamente, la diversión al aire libre se relaja y son los garitos nocturnos los que adquieren protagonismo ya a puerta cerrada.
Más que aconsejable es pasar un par de días en Madrid en esta estación tan loada por poetas, tan beneficiosa para reumáticos y tan temida por los alérgicos. Nosotros, por nuestra parte, hemos seleccionado los mejores hoteles y hostales de Madrid para celebrar contigo el siempre juvenil y lírico equinoccio de primavera.

Sin comentarios

El Camino de la Lengua Castellana: lugares que han marcado nuestro idioma

Publicado el 28 Enero 2013 por Mamen Fernández

Es casi imposible precisar el momento exacto del nacimiento de nuestra lengua, aunque sí es posible datar la aparición de los primeros textos escritos en castellano, y como no, también el enclave concreto donde surgieron. Y para adentrarnos en aquellos lugares que han sido claves en la formación de la lengua en España, nada mejor que recorrer el denominado Camino de la Lengua Castellana, que no es nada más que una ruta centrada en los orígenes y expansión del castellano, y ya de paso animar al viajero a conocer la cultura, la historia, la arquitectura y por supuesto las tradiciones y gastronomía de estas bellas ciudades. Arrancamos el viaje en los monasterios de Yuso y Suso, en San Millán de la Cogolla (La Rioja), Santo Domingo de Silos (Burgos), seguimos por Valladolid, Salamanca y Ávila, para terminar en la madrileña ciudad de Alcalá de Henares.

SAN MILLAN DE LA COGOLLA - La Rioja.

Las primeras manifestaciones escritas en lengua castellana son las ‘Glosas Emilianenses’ y aparecieron en San Millán de la Cogolla, una ciudad Patrimonio de la Humanidad desde al año 1997. Probablemente estos escritos en latín, romance hispánico y vascuence medieval datan de finales del siglo X o de principios del XI y fueron escritos en los monasterios de Suso y Yuso, importantes además de por su labor cultural por su patrimonio arquitectónico. Resaltar también que en esta ciudad riojana se gestó el primer poeta en lengua castellana, que no es otro nada más que Gonzalo de Berceo. Y por supuesto, no hay que abandonar San Millán de la Cogolla sin contemplar los bellos paisajes que ofrece el valle del Cárdenas.

Pasillos del Monasterio de San Millán de Yuso (III). San Millán de la Cogolla (La Rioja) (Fisheye Vision)

Continuando la ruta llegamos a Santo Domingo de Silos, en las castellanas tierras de Burgos. Su vinculación con la historia de la lengua le viene dada principalmente por las ‘Glosas Silenses’, otra de las primeras manifestaciones escritas en lengua romance a finales del siglo XI. El monasterio de Santo Domingo de Silos es una muestra del pasado, obra cumbre del románico en la Península Ibérica, con un espectacular claustro y bellos capiteles. Es en este espacio donde se localiza el ciprés al que Gerardo Diego dedicó sus versos. Asimismo, si lo visita nada mejor que hacerse gala de los cantos gregorianos de los monjes de Silos que han dado la vuelta al mundo.

Burgos - Santo Domingo de Silos - Monasterio

Sepulcro de Santo Domingo de Silos

Y llegando a Valladolid comienzan a resonar nombres reales e históricos como el de los Reyes Católicos, que contrajeron aquí matrimonio, o el de Cristóbal Colón. Pero si por algo destaca la ciudad es por la latente historia de su Universidad y las obras de escritores que ha dado esta tierra: José Zorrilla, Miguel Delibes, Jorge Guillén y Paco Umbral entre otros. Incluso, el propio maestro de las letras castellanas, Miguel de Cervantes Saavedra vivió en Valladolid en sus años más fértiles, y recogió en sus páginas bonitos emplazamientos vallisoletanos, tales como plazas, calles o palacios que aún se pueden recorrer.

Universidad de Valladolid

Declarada Patrimonio de la Humanidad en 1988 nos adentramos en Salamanca, la ciudad del conocimiento y adalid del patrimonio artístico de España. Pero centrándonos en las letras que hoy nos ocupan, relevante papel en el castellano jugó su Universidad, la más antigua de España, y lugar en el que Antonio de Nebrija redactó la ‘Primera Gramática en Lengua Castellana’ en el año 1492. En su seno impartió clases Fray Luis de León y ejerció como rector el conocido Miguel de Unamuno. Si acude a Salamanca, no se olvide de recorrer sus calles, catedrales, palacios y casonas, y por supuesto contemplar la majestuosa Plaza Mayor. Salamanca aparece además en obras literarias como ‘La Celestina’ de Fernando de Rojas, la obra anónima de ‘El Lazarillo de Tormes’ o la Novela Ejemplar cervantina ‘El Licenciado Vidriera’.

Universidad Salamanca

Y de Salamanca a Ávila, otra ciudad declarada Patrimonio de la Humanidad en el año 1985. Estamos ante el mejor ejemplo de villa medieval amurallada con nueve puertas, las mismas que invitan al turista a bucear en su histórica literaria y monumental. Y es que en Ávila se alzan multitud de iglesias románicas y góticas, catedrales y conventos, pero sobre encontramos el que fue escenario de las vivencias místicas de Santa Teresa de Jesús y San Juan de la Cruz. Sin duda, dos referentes indispensables en el trabajo religioso y literario del siglo XVI y posteriores. Considerada como “ciudad de los santos y de los cantos”, de ella dijo el escritor José Martínez Ruíz ‘Azorín’, que era “quizá la ciudad más siglo XVI de España”.

Santa Teresa

Torreón de los Guzmanes y San Juan de la Cruz

Llegamos al final de nuestra peculiar ruta de las letras, y en ella no podía faltar la ciudad madrileña de Alcalá de Henares, donde alcanza su cima el castellano y en la que se emplazaba la antigua Complutum romana, que además fue declarada Patrimonio de la Humanidad en 1998. De esta manera, la Universidad Complutense ha sido a través de los años un centro cultural vinculado estrechamente a Alcalá, y en su Paraninfo se entrega el máximo galardón de las letras españolas, el Premio Cervantes de Literatura. Por sus calles han paseado personajes de la talla de Quevedo, Cisneros, Nebrija, etc, pero si alguien ha jugado un papel predominante en esta ciudad, ese fue el escritor más conocido en nuestra lengua: Miguel de Cervantes Saavedra. Aquí nació y vivió buena parte de su vida, y su huella ha quedado grabada a fuego en la ciudad, en espacios como la Plaza de Cervantes, su Casa Natal, el Instituto Cervantes, el Centro de Estudios Cervantinos y un sinfín de monumentos más.

007004 - Alcalá de Henares

Recuerde que si quiere conocer de primera mano el origen de lo que hoy nos identifica, nuestra lengua, no hay nada mejor que hacer una parada en el camino, o varias… Y para ello, nada mejor que alojarse en los hostales y hoteles que en Infohostal hemos reservado para usted al mejor precio del mercado. Y todo para que el viajero sólo se preocupe por lo único, disfrutar de la estancia y de todos los deliciosos rincones que albergan estas ciudades.

Sin comentarios

« Anterior - Siguiente »