Archivos por categoría: Ibiza

Calas perdidas de Ibiza

Publicado el 08 Agosto 2012 por Eduardo Rosa

Metidos ya en pleno verano, ¿qué mejor sitio para ir que Ibiza? Ibiza es fiesta sin límites y playas paradisiacas pero también existe una Ibiza paralela donde el concepto de fiesta se puede cambiar por el de tranquilidad, aunque sin dejar de lado a las playas. Y es que hoy vamos a hablar de calas ibicencas, tranquilas y alejadas del bullicio donde podrás relajarte, tumbarte y disfrutar únicamente del rumor de las olas y de los rayos del sol. Estas son las calas perdidas de Ibiza, donde no encontrarás grandes concentraciones de personas ni te sentirás agobiado por encontrar un hueco en la arena.

cala-salada-ibiza-1.jpg

Hay que advertir que en muchos casos para acceder a estas playas poco transitadas hay que recorrer caminos que son auténticas gymkanas y para llegar a ellas hay que descender pronunciadas cuestas y sortear impresionantes rocas. El caso de Cala Salada, cerca de Sant Antoni de Portmany, es uno de ellos porque para llegar hay que bajar impresionantes cuestas. Pero el esfuerzo merece la pena ya que una vez llegas descubres que en esa cala sólo hay un puesto de Cruz Roja, un chiringuito y unos pocos bañistas. El agua es turquesa y el lugar está rodeado de naturaleza y pinos e incluso te puedes encontrar con pequeñas barcas de pescadores. Pero lo mejor está cuando decides usar unas escaleras pegadas a la pared rocosa que te llevarán a otra serie de calas más pequeñas, más escondidas y más vírgenes que se encuentran entre Cala Salada y Cala Saladeta.

Casi en el núcleo de Sant Antoni de Portmany, nos encontramos la Cala Gracioneta, gemela de las más conocida Cala Gració. Aunque, al estar más cerca de una población Gracioneta está algo más frecuentada, esto no quita que no tenga un encanto especial ya que se encuentra prácticamente escondida. Es una playa con sombrillas y hamacas compuesta a base de arena y con muy poca profundidad.

cafedelmar.jpg

Y ya que estamos cerca de Sant Antoni de Portmany, nos vamos a acercar al Café del Mar, situado en la calle de Lepant, 4, lugar mítico donde la gente se reúne a ver la puesta del sol e incluso aplauden cuando finaliza. Es un lugar decorado con tonos blancos que, junto con la música chill out, invitan a relajarnos mientras admiramos el ocaso y tomamos una copa. Aunque es una visita obligada que no puedes dejar de lado, hay que advertir que los precios no son baratos y aquí, al contrario que en las calas perdidas, hay mucha gente.

1305619553452g_ibiza_cala-llentriscagd.jpg

Cambiando ya de lugar dentro de la isla, podemos dirigirnos al suroeste, a la Cala Llentrisca, situada en Sant Josep de sa Talaia, al final del camino que va a Es Cubells. Puede considerarse la más aislada de toda esta zona y para llegar a ella hay que calzarse las botas ya que sólo se puede acceder a pie. Está totalmente rodeada de pinos y cedros y para añadir un toque pintoresco, hay que resaltar algunas casitas de pescadores repartidas por la playa.

xucla.jpg

Al norte de la isla, en Sant Joan de Labritja, nos encontraremos con la Cala Xuclá, otra joya perdida de la isla con arena clara y chiringuito propio. Se podría decir que Xuclá es la más inaccesible y si vas en coche hay que advertirte que seguro pasarás miedo porque el último tramo es bastante empinado.

aguasblancas.JPG

Por último, vamos a irnos a San Carlos, y visitar la playa de Aigües Blanques, más concurrida que las anteriores sobre todo por considerarse que los barros que allí se encuentran son muy beneficiosos para la piel. Y no sabemos si el barro está relacionado con los desnudos pero el caso es que esta playa es nudista y es uno de los referentes en la isla para las personas que prefieren tomar el sol y bañarse en el mar sin más bañador que su propia piel.

Esperamos que esta pequeña guía sobre pequeñas y escondidas playas os anime a explorar la isla de Ibiza y descubrir rincones olvidados. Para ello os dejamos una extensa lista sobre alojamientos muy baratos  para que puedas descansar después de estar tumbado bajo el sol ibicenco.

Sin comentarios