Archivos por categoría: Logroño

Seis experiencias insólitas para viajeros muy curiosos

Publicado el 14 Enero 2013 por Mamen Fernández

Insólito, palabra que significa algo extraordinario o que está fuera de lo común. Y precisamente a este vocablo vamos a apelar en los viajes que hoy les mostramos. Unos viajes que ofrecerán experiencias únicas a los viajeros curiosos, y por supuesto, todos ellos low cost o gratis. Recorremos una plaza muy peculiar, un cementerio distinto, una casa singular, una tradición sin precedentes y dos bares en los que se quedarán completamente helados. Hablamos de seis experiencias insólitas que le dejaran con la boca abierta. ¿Nos acompañan?

Juego de la Oca, Logroño

Arrancamos nuestra ruta en la bella ciudad de Logroño, donde se encuentra la popular Plaza de Santiago, también conocida por los locales como Plaza de la Oca, debido principalmente a que alberga en su seno un juego de la oca gigante a modo de decoración de la plaza. Además de las ocas, sus casillas reflejan pueblos que hacen referencia al Camino de Santiago, que cruza por esta zona a su paso por la ciudad riojana. De esta manera, el peregrino puede reconstruir mediante una partida todo el Camino de Santiago, con tantas casillas como etapas y con los monumentos más emblemáticos de esta ruta. En los laterales de dicho espacio se pueden vislumbrar unos dados enormes que invitan al viajero a querer lanzarlos, jugar una partida y comenzar a saltar de casilla en casilla recorriendo toda la plaza. Se recomienda visitarla sin gente que interrumpa la visión del tablero en todo su conjunto, siendo además un lugar muy llamativo para los más pequeños de la casa. Además, si se encuentra por la zona no se olvide de acudir a la Iglesia de Santiago el Real, donde se localiza la Fuente del Peregrino.

Casco antiguo de Logroño, Plaza de Santiago

Continuando en España, nunca está de más concretar que Barcelona es una ciudad que hace referencia en cierto modo al escritor Carlos Ruiz Zafón y a su libro ‘La sombra del viento’, un ejemplar de gran éxito que se desarrolla en buena parte en un ‘cementerio de libros olvidados’. Probablemente, el escritor hubiera basado su historia en el cementerio que se emplaza en el interior de la Librería Cervantes-Canuda de Barcelona. Se trata de una casa que fue fundada el día 14 de abril del año 1931 de la mano de Ramón Mallafré Conill. Dispone de una superficie de más de 600 metros cuadrados y el fondo de la librería supera los 200.000 libros. En su espacio se pueden contemplar obras raras y curiosas de todas las materias y disciplinas, destacando primeras ediciones, Guerra Civil Española, historia, viajes, caza, revistas, y un largo etc. Estamos ante la librería más famosa de la ciudad condal y su sótano está plagado de libros antiguos, en plena calle Canuda 4.

Cementiri dels llibres oblidats - Llibreria Cervantes (Barcelona)

El paraíso

Y nuestra visita continúa en la zona de Teruel, concretamente en la ciudad de Albarracín. Allí mismo localizamos la Casa Julianeta, un edificio con una arquitectura sin igual que desafía con esmero las leyes de gravedad, siendo el fiel reflejo de las viviendas del lugar. Se encuentra emplazada en la calle Portal de Molina, y es el edificio más emblemático del conjunto histórico de la zona, construido en una mezcla de yeso y de madera. Cuenta con sorprendentes irregularidades constructivas y sus espacios son pequeños y sobrepuestos, conectados a través de escalinatas. Hoy es taller de artistas con dos pequeños estudios, una sala de estar-comedor, habitación y cuarto de baño, cocina individual y taller independiente. Una visita que merece mucho la pena.

Casa de la Julianeta. Albarracín (Teruel) (Fisheye Vision)

De Teruel nos vamos a Girona, donde se expande una tradición que parte de la Plaza de Sant Feliu, en la que se encuentra enclavada una escultura gótica del siglo XII que representa a una leona. Se trata de un monumento que no pasa desapercibido a nadie, ya que engloba un antiguo ritual de orígenes inciertos. Encaramada encima de una columna con escaleras está la leona, en cuyas posaderas hay que depositar un beso. De ahí el dicho de la ciudad: ’si vas a Girona tienes que besarle el culo a la leona’, lo que demuestra nuestra voluntad de volver a visitar la ciudad o de quedarnos a vivir en ella.

La leona

Y finalmente, ningún viaje puede terminar sin degustar una rica bebida, y para ello nada mejor que hacerlo en el IceBarcelona, un espacio en el que poder tomar una copa a -5ºC. Abierto desde el año 2007 es el único bar de playa de hielo en el mundo y ofrece una experiencia única que no podrá dejar pasar por alto. El local está situado en la calle Ramón Trias Fargas, en la Villa Olímpica de Barcelona como su propio nombre indica, y el precio de la entrada son 15 euros. Incluye una copa en vaso hecho de hielo, abrigo con gorro y guantes, siendo el tiempo máximo en su interior 45 minutos. Está todo hecho de hielo, desde sus paredes a asientos, mesas y vasos, y decorado con estatuas de hielo iluminadas con motivos de Barcelona. Ideal para las cálidas noches de verano, de la misma manera que el Ice Bar Retiro, localizado en la Calle del Conde de Romanones 3 de Madrid. Se encuentra totalmente forrado en hielo, con las barras y mobiliario de este mismo material, y decorado con esculturas efímeras. Recuerda a los iglús del polo y a los lagos helados de Canadá.

icebarcelona_23

Ice Bar Madrid

Si desea vivir una experiencia única en cualquiera de estos rincones, recuerde que en Infohostal hemos reservado para usted una amplia oferta de hostales y hoteles en estas ciudades que nos ocupan, a unos precios muy económicos que no podrán dejar pasar por alto. ¡Buen viaje!

Sin comentarios

Helado español, back to basics

Publicado el 12 Agosto 2012 por Jesus Huarte

De la tradición italiana a las versiones más nuestras, todos los aficionados al dulce sabemos que no hay dos helados iguales. Sabores de siempre, inventos impensables y combinaciones exóticas se multiplican para combatir los calores veraniegos y el imparable avance del yogur helado, que amenaza con conquistar a aquellos consumidores que aún no saben que el recién llegado no es lo mismo ni es igual y ni siquiera se le parece.

Rico Gelatto

La tendencia heladera, que también la hay, es volver atrás y apuntar a ingredientes gourmet, orgánicos y ecológicos. Un buen ejemplo es Rocambolesc (Calle Santa Clara 50), en pleno centro de Girona. Nacida a partir del repostero de El Celler de Can Roca, uno de los más prestigiosos restaurantes de la ciudad, en el que es popular encontrar un carrito con helados paseándose por el comedor, el establecimiento apuesta por los productos de la tierra y los ingredientes de temporada, con sabores tan atractivos como el de manzana de Girona o el de leche de oveja ripollesa, que puedes degustar con un topping de manzana al horno.

Así de impresionantes suena la carta de DellaSera (Calle Portales, 28), a unos pasos de la Catedral de Logroño, en el corazón de la capital riojana. Su creador, Fernando Sáenz Duarte, ha reinventado el concepto de heladería en la ciudad, proponiendo versiones tan originales y exquisitas como el helado de crema de frambuesas maceradas en vinagre balsámico de Haro o el sorbete de melón con moscatel de Calahorra, que se basan en los mejores productos de la región.

Rocambolesc

El interior de la heladería

En Madrid, más concretamente en LavapiésSani Sapori (Calle Lavapiés, 31) ha importado el mejor sabor de Italia a esta vía que concentra buena parte de los exponentes más económicos del circuito culinario bengalí e indio de la capital. El establecimiento es regentado por un italiano que elabora aquí los helados, a base de ingredientes naturales, frutas frescas y azúcar de caña.

Si te gustan los de frutas, no te pierdas el de pera y el de mango y sabores clásicos como el de chocolate, uno de los más cremosos que hayas probado nunca y solamente comparable al de txokolate, de Oiartzun (Calle Igentea, 2), una pastelería de San Sebastián, de toda la vida, que mantiene las recetas que le han convertido en un clásico al final del Paseo de La Concha y el destino perfecto para terminar un día de playa con un placer azucarado.

Hojaldre nata y fresitas

Pastelería Oiartzun, San Sebastián

Otra institución costera es Verdú (Calle de San Mateo, 5), en Alicante. Igual que Oiartzun es pastelería y heladería y, a la producción artesanal, le añade la posibilidad de degustar los helados en tortas semifrías tranquilamente sentado en el salón.

Si buscas un escenario más alternativo, puedes acudir a HelArte (Avenida de Alemania, 5), en Sevilla. El establecimiento combina los helados de Jesús Gómez con el diseño espectacular de Javier Ceballos. Además de heladería, es café, galería de arte, boutique y tienda de muebles.

Gelat del Rocambolesc de Girona

Para los más saludables, no hay mejor opción que Bodevici Bioconcept (Calle Torrijos, 21) en el Barrio de Gracia, en Barcelona. Helados artesanos, sorbetes, horchata fresca, yogur de cabra y de vaca bio y batidos se elaboran con ingredientes 100% ecológicos y certificados, sin conservantes, aditivos o colorantes. Su interesante filosofía ha conseguido concentrar sabores exquisitos y alimentos sanos en un local minimalista y lleno de encanto.

Puedes pedir una bola de cada o aprovechar los precios tan económicos de hoteles y hostales en BarcelonaMadridLogroñoSan SebastiánAlicanteSevilla y Girona para que el turismo gastronómico alargue un poco las vacaciones.

Sin comentarios

Spain is different

Publicado el 01 Abril 2012 por Jesus Huarte

Correr delante de un toro bravo, cortar a trozos un tronco de haya a él subido, tocar cientos de tambores y poner a vibrar toda una ciudad durante 24 horas seguidas, quemar espectaculares monumentos después de tirarse varios meses preparándolos y reventar explosivos frente al ayuntamiento subiendo la temperatura acústica hasta los 120 decibelios: Hasta ahí, todo normal, o casi… Pero, ¿qué hay de las celebraciones verdaderamente raras?

Santa Marta de Ribarteme

Sta Marta de Ribarteme

Somos diferentes. Y si a alguien le queda todavía alguna duda de ello, basta una mirada a nuestra geografía para descubrir que todos tenemos un muerto en el armario; o fuera de él, como representa el caso de la Romería de los Cadaleitos de Santa Marta de Ribarteme, en As Neves, en la provincia de Pontevedra y muy cerca de Vigo. Catalogada como la “segunda fiesta más rara del mundo” por el periódico The Guardian, este evento religioso pasea en ataúd a penitentes que agradecen a la patrona que les mantenga vivos después de alguna circunstancia difícil. Los familiares cargan con la caja, bajo el intenso sol del 29 de julio, en una inquietante procesión, que lleva repitiéndose más de tres siglos. No muy lejos, en Sandoval de la Reina, al noroeste de Burgos, tampoco se echa en falta originalidad. El Torneo de Lanzamiento de Azada, que se organiza con motivo de las Fiestas de Verano, en agosto, cumple este año la undécima edición. Con su peligroso estilo que zarandea la azada desde atrás y la lanza desde debajo de las piernas, el evento reúne a locales y curiosos en torno a esta antigua costumbre que podría dejar sin voz a cualquier novato.

tunos lanzando el hueso de oliva

Sin embargo, no son azadas lo único que tiramos en territorio nacional, ni muchísimo menos. Que se lo pregunten a los habitantes de Cieza, al norte de Murcia, una pequeña localidad cuya grandeza ha alcanzado fama internacional, gracias a su Campeonato del Mundo de Lanzamiento de Huesos de Oliva. Sus orígenes se remontan a la Edad de Piedra. El evento cuenta desde 2006 con una réplica simultánea en el Central Park de Nueva York. Los mejores participantes, que competirán el próximo 31 de agosto a las 13:33 en la Calle Reyes Católicos, tratarán de batir el récord que ostenta desde hace dos años Pedro Ramos, con 21,43 metros. La Asociación Amigos de las Oliveras lucha porque esta práctica sea nombrada deporte olímpico y está en trámites de crear la Federación Internacional de Lanzamiento de Huesos de Oliva (FILHO), como exige el Comité Olímpico Internacional (COI), con el que la organización ya ha contactado. Parte de este objetivo es la promoción que ha llevado a varios lanzadores en exhibición a latitudes remotas como Pekín y cercanas como Pamplona, que ya bastante tiene con los excesos sanfermineros, entre los que destaca el salto desde la Fuente de la Navarrería, de seis metros de altura, para caer (o no) en los brazos de un ejército de pletóricos y perjudicados turistas.

Untitled

Landing

Aunque si de arrojar se trata, La Tomatina de Buñol, en Valencia, es definitivamente la fiesta más vistosa de su clase. Los amantes de la salsa, y no precisamente tropical, se reúnen el último miércoles de agosto para rendir homenaje a una trifulca que sucedió en 1945 y que se ha convertido en un clásico de las fiestas del pueblo. Toneladas de tomates cultivados para la ocasión en Xilxes, Castellón, vuelan por los aires tiñendo a cientos de personas de un rojo intenso. El festival cuenta ya con imitadores en China, Costa Rica, Chile, Colombia y Estados Unidos, pero para tomates, los nuestros.

tomatina bougnole

Más espiritosa, pero similar en esencia, es la Batalla del Vino, en los Riscos de Bilibio de la localidad riojana de Haro. El 29 de junio, con motivo del día de San Pedro, esta Fiesta de Interés Turístico Nacional convierte botas, botellas, sulfatadoras, pistolas de agua y ollas varias en disparadores de vino tinto contra los fieles vestidos de blanco. La batalla puede llegar a emplear unos 40.000 litros y termina con una misa en la Ermita de San Felices de Bilibio y un almuerzo típico a base caracoles.

800px-Batalla_del_Vino_-_Haro_-_La_Rioja

La versión más dulce de una guerra gastronómica es la Merengada, que cumple este año cuatro décadas como parte, ya imprescindible, del centenario Carnaval de Vilanova i la Geltrú, a poco más de media hora de Barcelona. La mayoría de las pastelerías del municipio participan el Jueves Lardero, primer día de carnaval, en una gigantesca batalla de merengue, en la que los protagonistas son los niños. Por la noche, después de cenar, los adultos tienen su propia batalla blanca.

Merengada a la pastisseria Blanch de VNG

Sin embargo, la fiesta más chocante de los pueblos españoles, después de que se prohibiera el Salto de la Cabra en Manganeses de la Polvorosa en 2002 y hoy la cabra pasee por el pueblo junto a los quintos del año, en lugar de caer desde un campanario a 25 metros de altura sobre una lona, es probablemente el Salto del Colacho, en Castrillo de Murcia, Burgos.

El Colacho II

El primer domingo después del Corpus Christi, esta costumbre, que ha sido declarada de Interés Turístico Nacional, se celebra como parte de la procesión. Un personaje llamado Colacho, que representa al demonio, corre y salta por encima de los niños que han nacido en el año y que se han colocado previamente en pequeños colchones. Según la creencia, al pasar sobre los bebés, el Colacho los limpia de todo mal. Tú no tendrás que limpiarte el bolsillo si necesitas ver para creer. Son muchas las opciones económicas de hoteles y hostales en estas poblaciones y sus capitales más cercanas. Eso sí, lleva ropa de repuesto y deja en casa todos los prejuicios.

Sin comentarios

El Rioja de Logroño: dos calles y un destino

Publicado el 03 Noviembre 2011 por Elias Zapata

Que en La Rioja se elabora uno de los mejores vinos del mundo es conocido por beodos y abstemios de gran parte del planeta. Que su uva tempranillo enaltece a sus vinos de una exquisita elegancia, complejidad de aromas y una magnífica boca, ya empieza a ser solo conocimiento de los más iniciados en la cultura del vino. Pero si lo que estamos buscando es una escapada para degustar uno de los mejores caldos del universo conocido, Logroño, es un destino que nunca falla. Y, si lo que queremos es delimitar aún más el recorrido: la calle Laurel y la calle San Juan nos serán más que suficientes para aproximarnos a una forma especial de entender el vino y el tapeo.

Calle Laurel (Logroño)

Según apuntan estudios recientes el consumo moderado del “oro rojo” tiene efectos saludables, al actuar como antioxidante, en personas sin problemas específicos de salud (diabéticos, hipertensos, etc.). Esto es una copa (de 8 a 12 cl.) con la comida, aunque esto puede variar en función de la persona. Habida cuenta y avisados previamente de lo que según los científicos es la cantidad aconsejable y recomendada, empieza el libre albedrio de cada “bebedor”.

167-2009-09-11 19-24-54

Baudelaire, sin embargo da una vuelta de tuerca y dice que: “Para no sentir el horrible peso del tiempo sobre sus espaldas, hay que embriagarse sin tregua. De vino, de poesía o de virtud, a vuestra elección. Pero embriáguese.” Dicho esto y como experiencia personal, he de deciros que pasar una tarde - noche por la conocida como “la senda de los elefantes” es todo un tributo al vino y al tapeo que recomendamos sin lugar a dudas. En la calle Laurel existe una copiosa selección de bares cada uno con su propia y en algunos casos exclusiva tapa: matrimonios, champiñones, setas a la plancha, pinchos morunos, tío agus, bocatas de jamón con queso de tetilla, cojonudos, zapatillas, patatas bravas,…  todo esto sirve como aderezo y perfecto amortiguador a los siempre inigualables vinos de la zona. El bar Achuri, el Blanco y Negro y el bar El Muro son de los más frecuentados por los parroquianos del lugar. La calle San Juan tampoco se queda a la zaga y ofrece otro serpenteante recorrido por establecimientos dedicados al vino riojano y al tapeo.
Muy cerca se ubica la calle Portales, cerca del Revellín, vía peatonal que adquiere singular importancia en las fiestas de San Mateo, ya que allí se celebran los encierros en el mes de septiembre. El día 21 comienzan las fiestas donde la vendimia adquiere particular protagonismo con el tradicional rito del pisado de la uva. El primer mosto que se extrae se ofrece a la Virgen de Valvanera, patrona de La Rioja.

Fiesta de la Vendimia de Rioja Alavesa 2011

Otra de las fechas reseñables en el calendario festivo de Logroño es el 11 de junio, festividad de San Bernabé, en la que se celebra la resistencia ante las tropas francesas en 1521. Durante esta fiesta se reparten panes, peces y vinos.
En cualquier caso no es de obligado cumplimiento realizar el itinerario completo por ambas calles porque como bien decía el poeta de origen irlandés Oscar Wilde: “Para conocer el origen y la calidad del vino no hay necesidad de beber todo el barril”. Aunque el también británico e insigne estadista Wiston Churchill opinaba de diferente forma al jactarse diciendo: “El alcohol me ha dado más que me ha quitado”.  Sea como fuere la ciudad ofrece otras rutas monumentales que son de obligada visita como: el palacio de los Chapiteles, la plaza de Santiago, la del Mercado, la Concatedral de Santa Marïa la Redonda, el Puente de Hierro, el de Piedra, el Parque del Ebro o el Espolón.
De singular importancia en el periplo por la ciudad también es La Ruavieja: una de las calles con más solera de la ciudad que aún conserva detalles, edificios y señalética que nos recuerda que estamos en un de las etapas del Camino de Santiago a su paso por La Rioja. No en vano, en esta calle se encuentra el Albergue de Peregrinos: una casona del siglo XVIII situada en plena ruta jacobea, próxima a las iglesias de Santiago y de Santa María de Palacio.

Bodega de Logroño

Existe también otra visión del vino de Rioja que es la que ofrecen las múltiples bodegas que están presentes en la ciudad y alrededores. Algunas de las más relevantes son: Bodegas Franco Españolas, Bodegas Campo Viejo, Bodegas Marqués de Murrieta, Bodegas Marqués de Vargas, Bodegas Olarra, Bodegas Ontañón, Bodegas Viña Ijalba y Bodegas Vélez. En todas ellas se celebran cursos de catas, degustaciones y visitas a los viñedos de tan extraordinaria bebida.
Sea en forma de visita a las bodegas de la zona como a los bares de la ciudad o a su casco antiguo, Logroño, merece sin lugar a dudas una escapada para reconocer in situ  que: “El mundo entero tiene más o menos tres vasos de vino de retraso”. Eso decía Humphrey Bogart y a este señor mejor no discutirle nada.

Sin comentarios