Archivos por categoría: Orense

Seis cementerios españoles con algo que contar

Un cementerio es un lugar sagrado donde se depositan restos mortales de personas, pero también es un lugar insólito, escalofriante y ante todo artístico. Y es que con la llegada del Día de Todos los Santos, Halloween para los americanos, muchas son las personas que peregrinan a estos lugares para poner flores a sus difuntos, pero también hay otro tipo de turismo, el turismo de cementerios que cada día cuenta con más adeptos. Hoy visitamos seis enclaves con alguna característica peculiar en España. Dos camposantos que destacan por su arte, dos por la forma y estructura de sus nichos, uno por ser el más pequeño de nuestro país y un último por su cromatismo.

IMG_5636 Entrando en el Cementerio de Santa Mariña de Dozo

En primer lugar nos acercamos al Cementerio de Poblenou, en la bella ciudad de Barcelona. Es un lugar que rebosa arte por los cuatro costados, sobre todo al ser el camposanto gótico por excelencia en España. Está rodeado por chimeneas de ladrillo y rascacielos y es conocido por ser uno de los cementerios civiles más antiguos de nuestro país, al datar de principios del siglo XIX. La belleza del lugar reside en todo el arte mortuorio que alberga, comenzando por el ángel con trompeta que destaca en la entrada principal y terminando en el museo de estatuas al aire libre que podemos encontrar en su interior.

Sin título

Barcelona - Cementiri del Poblenou

Y destacando también por su arte, viajamos hasta el Cementerio de Comillas en Cantabria. Un lugar insólito que se ubica en el punto exacto donde había emplazada una iglesia parroquial del siglo XV-XVI, de la que permanecen intactos los arcos de mampostería y cuya fachada fue declarada Bien de Interés Cultural de Cantabria en el año 1983. Es una clara muestra del romanticismo clásico y gótico, y está en lo alto de una colina que mira hacia el mar Cantábrico. Entre sus amplias estatuas destacar la estatua del Ángel Exterminador que lo corona del escultor barcelonés José Llimona Bruguera (1864-1934).

Comillas

Tumba del Cementerio de Comillas

Atendiendo a la estructura de sus nichos debemos continuar nuestra macabra ruta en el Cementerio de Poio, en Pontevedra, donde encontramos un peculiar cementerio en el que los nichos se encuentran precedidos por una especie de pasillo, al estilo de los portales que hay en cualquier vivienda española. En él destacan pequeños altares con fotografías de los difuntos que se alojan en el mismo.
Y mucho más al sur no queremos olvidarnos del Cementerio de Sayalonga, en la provincia de Málaga, cuya estructura bien merece la pena una visita. Resaltar que fue alzado durante el siglo XIX y cuenta con forma octogonal, aunque popularmente se le denomina ‘cementerio redondo’. Sus nichos se extienden a lo largo y ancho del recinto como si fueran un blanco panal y el diseño del mismo, según cuentan los lugareños, se debe a la costumbre de no enterrar a los fallecidos dándose la espalda.

Sayalonga - Cementerio Redondo

Seguimos el viaje por los cementerios y nos adentramos en dos que destacan por ser el más pequeño de España y de probablemente el mundo, y el más colorido. De esta manera, en el concello orensano de Entrimo hay un camposanto evangélico emplazado en medio de un bosque de pinos. Mide unos 35 o 40 metros cuadrados y acoge cinco tumbas, siendo la central la más antigua de la zona, del año 1940.
Y para terminar, nos vamos hasta Dumbría, en A Coruña, donde se divisa un cromático cementerio de principios del siglo pasado e inspirado en el pintor holandés Piet Mondrian, célebre por sus cuadros plagados de líneas cruzadas horizontales y verticales, con vivos colores en cada segmento. Ni más ni menos, así son los nichos dumbrieses, decorados cada uno de un color vivo, descolocando la transcendencia que siempre se le ha dado a la muerte.

Dumbria - Cementerio - 02

Y tras la jornada recorriendo algunos de los cementerios más peculiares de España nada mejor que terminar el día descansando en algunos de los alojamientos baratos y confortables que en Infohostal hemos reservado para usted. Y como no… a nosotros sólo nos queda desearles una feliz celebración del Día de Todos los Santos.

Sin comentarios