Archivos por categoría: Oviedo

Monumentos peculiares, raros y espectaculares

Publicado el 25 Agosto 2012 por Mamen Fernández

Por todos es sabido que tanto la belleza como la fealdad está en los ojos del que mira. Pero lo cierto es que a lo largo de toda la geografía española se alzan monumentos que no dejan indiferente a nadie, sobre todo por ser raros, rarísimos a los ojos del espectador. Uno de estos casos, y probablemente el más extendido, es la escultura del llamado Grifo Mágico, un monumento que el viajero puede contemplar en numerosas ciudades como CádizTenerifeGran CanariaMálaga y Menorca entre otras, variando tanto su tamaño como su color, pero no su esencia. Se trata de un gran grifo que flota en el aire como por arte de magia. Una magia que no es tal, ya que el chorro oculta una tubería que sostiene a la estructura y que además se encarga de suministrar el agua que mana del mismo. Ingenioso, ¿verdad?

Grifo magico

Siguiendo con el agua como elemento común, en Murcia se puede vislumbrar una Sardina varada en pleno cauce del río Segura, que en teoría no es otra cosa que un peculiar homenaje a la fiesta del ‘Entierro de la Sardina’, muy popular en la zona, ya que congrega cada año a miles de turistas en la ciudad. El monumento es obra de Miguel Llamas, fue realizado en bronce y sílice y cubierto con una pátina de color verde. Pesa unas 12 toneladas y mide 23 metros de longitud. Destaca el gran chorro de agua de unos 23 metros que sale por su boca y está ornamentada con un sistema de luces que simula la quema de la sardina entre la cola y la cabeza.

Como pez en el Agua

Continuando nuestro extraño viaje llegamos hasta la ciudad de Oviedo, en Asturias. Y allí, frente al teatro Campoamor, nos encontramos un monumental trasero salido del taller de Eduardo Úrculo. Una escultura que es monumental no sólo por su rango de monumento, válgase la redundancia, sino también por su tamaño: cuatro metros de alto más una peana que alcanza los 80 centímetros. Desde el año 2001 se puede visitar este ‘Culis monumentalibus’ de mil kilos de peso elaborado en bronce embetunado en negro. A modo de curiosidad decir que este orondo culo y sus redondeadas nalgas reciben su nombre en latín de un artículo de Camilo José Cela de 1977, en él se habla de la pasión del escritor por pintar culos. De esta manera la polémica está servida, o gusta mucho u horroriza, pero lo claro es que todos le deben una visita a su paso por Oviedo.

¿culo o codo?

Caminando por Madrid, concretamente en los Jardines del Buen Retiro, se localiza la Fuente del Ángel Caído o Monumento del Ángel Caído, o lo que es lo mismo, lo que se ha creído durante mucho tiempo que fue la única escultura dedicada a Lucifer, a lo herético, en el mundo. No obstante, nada se encuentra más lejos de la realidad, ya que hay otro monumento de estas características en Turín (Italia), y sin salir de la geografía nacional se podría visitar otro ángel caído en Santa Cruz de Tenerife (Canarias). Sin embargo, la escultura podría tacharse de peculiar, tanto por ser la mayor de esta temática en el mundo como por las leyendas que versan sobre ella, destacando la que alude a la altitud topográfica oficial de la misma, de 666 metros sobre el nivel del mar, o también por la pasión hacia ella que los aficionados al esoterismo han despertado. El Ángel Caído madrileño es de granito, bronce y piedra, y el conjunto fue inaugurado oficialmente en el año 1885. Su diseño corrió a cargo de Ricardo Bellver (escultura principal) y Francisco Jareño (pedestal).

Angel Caido

Y para terminar con una diminuta parte de los monumentos extraños que inundan nuestras calles nada mejor que hacerlo con una escultura tan rara como controvertida. Hablamos de El Sireno de Francisco Leiro. En la ciudad norteña de Vigo, exactamente en la Puerta del Sol, se expone desde el año 1991 este singular medio pez-medio hombre elevado sobre dos columnas de granito negro pulido, alcanzando más de 13 metros de altura. Con la vista orientada hacia el mar es la primera escultura europea que se realizó en acero inoxidable y con el tiempo se ha convertido en amado y odiado símbolo de la ciudad. Como sucede con toda obra de arte, entusiasma e irrita a la vez a los paseantes que la frecuentan, pero si viaja hasta Vigo seguro que se alza como la protagonista de una de sus instantáneas fotográficas. Pasen, vean, y por supuesto juzguen.

EL SIRENO. VIGO.  (GALICIA)

Hasta aquí llega nuestro recorrido low cost de hoy, pero no podemos terminar la ‘ruta escultural’ sin emplazarles a que se animen a conocer otras muchas estatuas que se esparcen por las ciudades españolas. Y como no podía ser de otra manera, siempre de la mano de Infohostal. Una página que brilla por su amplia oferta en hostales y hoteles y que anima al viajero a reservar su alojamiento en cualquier ciudad a los mejores precios del mercado. De esta manera, viajar está al alcance de cualquiera y con Infohostal todo será mucho más sencillo, y sobre todo, confortable. No se lo pierda.

Sin comentarios