Playas de Tarragona

Publicado el 07 Agosto 2014 por Elias Zapata

Aguas cristalinas, inmensos arenales y recónditas calas integran los 15 kilómetros de costa de Tarragona. Playas de arena dorada muy fina que otorgan a este flamante litoral el apelativo de Costa Dorada. Muy cerca de la capital está localizada la Playa de Arrabassada, con bandera azul, muy limpia con oleaje moderado e ideal para viajar con niños.

arrabasada

Al final de la Rambla Nova, muy cerca del Balcón del Mediterráneo se encuentra la Playa del Miracle. A los pies del Balcón y al fondo de la misma, merece una visita el llamado Fortí de la Reina, un antiguo palacio-fortaleza que ha pasado a ser parte de la historia de la ciudad. La Playa del Miracle es de arena regenerada y tiene una longitud de 500 metros de largo y unos 75 metros de ancho.

miracle

La Playa La Comandancia está pegada al puerto y, a pesar de no ser muy extensa, es bastante visitada por los tarraconenses y turistas que acuden a la capital.. Concretamente, cuenta con 60 metros de longitud y 15 de anchura. Su arena dorada es de grano fino y aguas claras, cuenta con una escuela de submarinismo para los aventureros que quieran divertirse con esta actividad.

aaa

La Playa La Mora está a unos 10 kilómetros al norte de Tarragona y muy cerca de la localidad de Altafulla. De carácter semiurbano, cuenta con 450 metros de longitud por 70 metros de anchura. Normalmente el nivel de ocupación de la playa La Mora es medio.

La Platja Llarga se encuentra en la Carretera Nacional A-7, en el Km. 1167. Está coronada por el Bosque de la Marquesa, un espacio natural que conserva las características de los bosques de pino al lado del mar. Se extiende hasta la Punta de la Móra y ofrece cobijo a numerosas aves, con pinos retorcidos a contraviento, apoyados sobre las rocas y que conviven con arbustos propios de las zonas marítimas.

waikiki

La Playa Waikiki está situada en Altafulla, a unos 14 kilómetros de la capital. Esta playa es un pequeño paraíso, con una preciosa cala de unos 230 metros de largo por 35 de ancho, su arena es fina y sus aguas muy poco profundas. De difícil acceso, quizás por eso es un paraíso nudista, esta playa ubicada entre montañas permite el baño con barro ya que existe una tierra muy rica en metales como hierro, cobre y fosfatos.

Por nuestra parte solo deciros que contamos con la mejor y más amplia selección de hoteles y hostales a precios inmejorables. 

Sin comentarios

Playas de Castellón

Publicado el 31 Julio 2014 por Elias Zapata

Extensos arenales de aguas color turquesa bañan la ciudad de Castellón de la Plana. De ámbito familiar y rodeadas de todos los servicios, las tranquilas playas de la Costa de Azahar son las preferidas por turistas que buscan aguas calmas ideales para viajar con niños. La ciudad cuenta con tres magníficas playas: la Playa del Gurugú, la Playa del Serradal y la Playa del Pinar.

el pinar

La Playa del Gurugú es extensa y amplia; limita con el mar y con el Paseo Marítimo que flanquea la carretera entre Castellón y Benicàssim. En los días en que se celebra el FIB (Festival Internacional de Benicássim) el paisaje playero se convierte en un crisol de nacionalidades que acude al reclamo de los mejores grupos del momento combinado con el perfecto binomio de sol y playa. Un cóctel perfecto que incrementa la población de la zona durante el tiempo que el festival perdura.

Además, los usuarios de la playa en los últimos años disfrutan de la existencia de diferentes centros de ocio, instalados sobre la misma arena, que prolongan su actividad hasta altas horas de la madrugada durante el verano.

serradal

La Playa del Serradal, separada de la carretera por un paseo marítimo, permite un fácil y seguro acceso a la zona de arena Cuenta con una zona de protección de dunas, donde se ha desarrollado vegetación y en la que nidifica el Chorlitejo patinegro. Esta medida de protección medioambiental es compatible con su uso como zona de baño, gracias a la buena señalización y a la sensibilidad del público, el cual puede acceder a la orilla siguiendo unos caminos perfectamente marcados y visibles que discurren entre las pequeñas dunas y las plantas.

gurigu

La Playa del Pinar cuenta con amplios viales y espacios de aparcamiento lo que hacen sumamente accesible a este tramo de la costa castellonense. Asimismo, se le ha dotado de más zonas verdes para el usuario de la playa. En época veraniega, la playa queda dotada de servicios de duchas y lavapiés, zonas deportivas (porterías, redes de vóley), recintos recreativos con juegos para los niños, servicios de socorrismo y salvamento, etc. Recibe su nombre por la existencia de un Pinar de propiedad municipal, buena parte del cual se conserva, constituyendo el que se conoce como Parque del Pinar. A destacar, el Planetario que constituye una de las ofertas más interesantes de la Playa del Pinar. Ubicado apenas a unos metros de la arena, prácticamente en el nacimiento de la zona de baño, su inconfundible cúpula blanca se presenta como una referencia visible desde prácticamente toda la Playa.

Por nuestra parte solo recordaros que contamos con una amplia y refrescante selección de los mejores hoteles y hostales a precios realmente económicos. 

Sin comentarios

Tras las huellas de los dinosaurios asturianos

Publicado el 15 Marzo 2012 por Eduardo Rosa

Los dinosaurios, esos reptiles tan fieros que conocemos gracias al cine, no son cosa sólo de Hollywood y es que en la costa cantábrica, concretamente en Asturias, tenemos un claro ejemplo de que esos lagartos gigantes existieron y dejaron pruebas de su paso en forma de huellas. Casi toda la actividad de estos animales prehistóricos se concentra en la franja costera comprendida entre Gijón y Ribadesella. Esta zona es tan rica en icnitas (o dicho en cristiano: señales que quedan tras una actividad biológica, como por ejemplo una huella) debido a que allá por el Mesozoico el lugar era una laguna llena de fango que facilitaba la impresión de estas marcas que los animales dejaban cuando pasaban por allí.

griega_1.jpg

Nuestra primera parada será en la Playa de la Griega, perteneciente al municipio de Colunga, donde justo en la parte derecha de la ría se encuentra un panel explicativo que nos facilitará nuestra búsqueda. Porque, hay que decir, que en muchos casos estas huellas están muy poco señalizadas y casi hay que iniciar una aventura para encontrarlas. Nos encontraremos aquí con las mayores huellas de dinosaurios descubiertas en el mundo con un diámetro de hasta 1, 30 metros y otras más pequeñas pertenecientes a bípedos tridáctilos (con tres dedos). Después de esta pequeña expedición (o antes) puedes quedarte en la misma playa y disfrutar de su fina arena y su bandera azul, además es perfecta para ir con niños ya que su poca inclinación hace que haya que andar mucho en el mar para que el agua realmente te cubra.
Antes de seguir nuestra ruta, podremos hacer un alto en el camino en el pueblo de Colunga y disfrutar de sus numerosas casas de indianos o visitar la Casa de los Pablos, de estilo modernista y planta curiosa debido a su forma de L. Para coger fuerzas nada mejor que La Taberna (Plaza de la Constitución, 3), que con unos precios que dan risa (de lo baratos que son), te sirven un menú no apto para estómagos poco hechos al buen comer. Destacan, sobre todo, sus enormes cachopos (bocadillo de jamón y queso que por pan usa dos filetes de ternera).

rex.JPG

Ya de nuevo con fuerzas para continuar, podemos dirigirnos al MUJA (Museo del Jurásico de Asturias), situado al lado del pueblo y construido para dar a conocer al mundo la riqueza paleontológica de la que goza la costa asturiana. Dentro de él nos encontramos con la mayor colección de huellas de dinosaurios de toda Europa y una rica exposición de restos óseos de estos gigantes extinguidos hace 65 millones de años (millón arriba, millón abajo). Es de destacar el aspecto que tiene el museo y es que fue diseñado con forma de huella tridáctila en alusión a los tres periodos que formaron el Mesozoico o Era de los Dinosaurios: Triásico, Jurásico y Cretácico. La entrada cuesta 7 euros, aunque hay diversos precios reducidos, y los miércoles es totalmente gratis.

muja_01.jpg

Cuando lleguemos a Ribadesella nos dirigiremos al mirador Punta del Pozo en la Playa de Santa Marina, donde encontraremos las famosas huellas pero esta vez impresas sobre las paredes de los acantilados, en posición vertical.  Es aquí donde mayor número de huellas nos encontraremos. Otra zona de la villa que no debemos perdernos son los acantilados de Tereñes que es donde finaliza la Costa de los Dinosaurios y donde encontraremos numerosos contramoldes, es decir, el negativo que resulta del relleno creado en el hueco de la huella.

canoa1.jpg

Y como no se ha demostrado que los dinosaurios no usaran las piraguas, no desentonará que después de la “rutasauria” nos dirijamos a cualquiera de las empresas dedicadas al descenso del río Sella como Turaventura (Manuel Caso de la Villa, 50) o Nakel SportNature, (El Pico, 9). Y si antes de embarcarnos en esta aventura nos apetece probar un poco de la famosa sidra asturiana o degustar sus sabrosos platos, no podemos dejar de visitar El Rompeolas (Manuel Fernández Juncos, 11), famoso por ser uno de los míticos de la ciudad. En él podremos degustar un sabroso marisco, una jugosa fabada o una refrescante sidra en un ambiente juvenil por su público y tradicional por su decoración.
Todos sabemos que seguir el rastro de estos gigantes desaparecidos cansa hasta al más curtido, por eso te dejamos una lista de los alojamientos más económicos de Asturias, para que puedas descansar después de la aventura jurásica.

Sin comentarios