Un recorrido por cuatro casas-museo de escritores y más…

Publicado el 19 Agosto 2012 por Mamen Fernández

Decía el escritor brasileño Paulo Coelho que “la mejor universidad es el viajar” y una genial idea es hacerlo de la mano de los literatos que han plagado la historia de las letras tanto en España como en países vecinos. Y para muestra un botón… hoy recorreremos las casas, convertidas en la actualidad en museos, que los han visto teclear sus obras más universales, y que por supuesto, les han servido de morada a lo largo de sus prolíficas vidas.

Libro Viejo

Arrancamos nuestro viaje en la bella Granada. Una ciudad que si a algo está vinculada es a la vida y obra de uno de los escritores más conocidos en el panorama nacional e internacional. Hablamos de Federico García Lorca. Caminando por el parque que lleva su mismo nombre nos encontramos la Huerta de San Vicente, vivienda del escritor antes denominada ‘De los mundos’. Fue un regalo que Lorca hizo a su familia allá por el año 1925 y que se convirtió en la residencia de verano de la familia Lorca. Es un paraje espectacular, compuesto por dos viviendas anexas: la principal y una más modesta para los guardeses, rodeadas de árboles frutales, acequias y veredas. Un entorno singular hoy convertido en casa-museo, decorado con los propios muebles y objetos que usó el escritor en vida, y destacando el piano, un dibujo que le regaló el pintor Salvador Dalí durante su estancia en la Residencia de Estudiantes en Madrid y el escritorio sobre el que se crearon obras como ‘Así que pasen cinco años’, ‘Bodas de Sangre’, ‘Llanto por la muerte de Ignacio Sánchez Mejías, ‘La casa de Bernarda Alba’, ‘Romancero gitano’ o ‘El diván del Tamarit’.

Huerta de San Vicente

Y de Granada seguimos rumbo a Salamanca, hacia la casa de Miguel de Unamuno. Una vivienda emplazada en una casona del siglo XIX que sirvió de morada al escritor durante su época de rector en la Universidad de la ciudad, es decir, entre los años 1900 y 1914. Se trata de un edificio de dos plantas y de claro estilo barroco que alberga en su planta baja un gran salón y espacio para despachos entre otras habitaciones. Fue declarada casa-museo en los años 50 y los visitantes pueden contemplar el mobiliario y objetos personales del autor y su familia, sobresaliendo su biblioteca y el archivo personal de Unamuno. Y todo destinado a perpetuar la memoria del escritor, para que el paso de los años no lo borre del recuerdo.

NUCNUC6147

La ruta literaria continúa en Alcalá de Henares, uno de los destinos turísticos por excelencia en España que vio nacer al más grande de las letras, Miguel de Cervantes Saavedra. En esta localidad madrileña se encuentra la casa-museo del escritor más internacional, del padre de ‘El Quijote’. Allí nació y pasó sus primeros años Cervantes, en el seno de una familia acomodada de los siglos XVI y XVII. Nos recibe en la visita un espectacular jardín que da paso al epicentro de la vivienda, un patio columnado al modo de antiguo patio de comedias bordeado de habitáculos que hacen al visitante percibir la presencia de sus moradores en su vida cotidiana. En su interior además el viajero puede contemplar buena parte de diversas ediciones de su obra maestra o bien caminar entre los libros de su biblioteca, sin olvidarse de una instalación escenográfica de títeres que recrea el famoso ‘Retablo de Maese Pedro’ (capítulo XXV del ‘Quijote II’).

Alcala de Henares Casa de Cervantes

Finalizamos nuestro peculiar viaje en la isla de Lanzarote, dentro de una “casa hecha de libros” como el escritor portugués José Saramago decidió denominarla. En el municipio de Tías se localiza la casa en la que el letrado vivió sus últimos 18 años y en la que Saramago se sintió realizado, llenando así su momentos de descanso y de paz en tierras españolas. Visitar el salón, el estudio del escritor que aún conserva su ordenador, sus obras de arte, sus retratos de famosos escritores, el dormitorio donde falleció Saramago y la biblioteca donde escribió sus dos últimos libros, ‘El viaje del elefante’ y ‘Caín’, es la oportunidad que le brinda Lanzarote.

José Saramago

No obstante, y a pesar de haberles contado sólo una pequeña muestra de la vida de nuestros escritores, cabe resaltar que a lo largo de la geografía nacional se pueden visitar más de cincuenta casas-museo, tales como la de Rosalía de Castro en PadrónLope de Vega en MadridEmilia Pardo Bazán en La Coruña o Rafael Alberti en el Puerto de Santa María entre otras. Así que no lo dude, coja su cámara de fotos e inmortalice el momento. Y para que el viaje por cualquiera de estas ciudades salga a pedir de boca, recuerde que en Infohostal tenemos para usted la mejor oferta de hostales y hoteles a unos precios totalmente irresistibles.

Un comentario

El Madrid literario de segunda mano

Publicado el 19 Marzo 2012 por Jesus Huarte

Decía el escritor francés Marcel Prévost que “el hallazgo afortunado de un buen libro puede cambiar el destino de un alma”. Asociando ideas, espero no toparme nunca con una obra pésima, no sea que cada página me empuje en un viaje penoso y sin retorno. Por eso, o tal vez solamente por superstición, prefiero dejarme aconsejar por los devotos coleccionistas, esos que se agazapan sobre las estanterías de las librerías anticuarias del centro madrileño y que escriben con sus descubrimientos un catálogo de descatalogados que los menos letrados podemos seguir, al pie de la letra.

21 Libreria San Gines

Desde su perspectiva, se puede recorrer la historia de la literaturas a través de joyas únicas, como las que se amontonan en la librería Gabriel Molina (Travesera Arenal, 1), que lleva más de un siglo recopilando y vendiendo de segunda mano verdaderas rarezas y antiquísimas obras. También debajo de la Plaza Mayor, la Librería San Ginés (Pasadizo San Ginés) mantiene el espíritu de un mercado al aire libre, con sus estanterías construidas sobre la fachada, que la han convertido en uno de los establecimientos más pintorescos de su clase. Encontrar un buen libro y comenzar su lectura sorbiendo un rico chocolate de la clásica Chocolatería San Ginés es un verdadero lujo. A pocos metros, La Escalinata (Calle Escalinata, 7) es otro tesoro a descubrir. Junto al Teatro Real, recuperó hace más de tres décadas el espacio que ocupó la antigua Imprenta Mesón de Paños y cuenta con ediciones de principios del XX, que salieron de aquellas planchas y han regresado como en un relato circular.

Librería Gabriel Molina, tienda de antaño. Travesía del Arenal. Madrid

En pleno corazón del Madrid de los Austrias y junto a la Plaza de OrienteBerceo (Calle Juan de Herrera, 6) es un referente para los más exploradores, gracias a su enorme oferta. Al lado, El Filobiblion (Calle Cruz Verde, 14) resulta un atractivo irresistible para los coleccionistas. Además de libros antiguos, ofrece grabados y postales de valor histórico. Desde siempre, es uno de los mayores aciertos de la Feria del Libro Antiguo y de Ocasión de mayo y del Salón del Libro Antiguo de Madrid, igual que la internacional Librería Luis Bardón (Plaza de San Martín, 3), que participa desde hace décadas en las citas locales y en otras como la New York Antiquarian Book Fair (ABAA). Además, forma parte de la League of Antiquarian Booksellers (ILAB) y de la Atiquarian Booksellers Association. Su capacidad para reunir grandes clásicos, algunos del siglo XVI, es asombrosa.

XXXI Feria del libro antiguo

Libros de Madrid (Calle Campomanes, 5) sería la última parada de la zona de los Austrias. Prácticamente entre el Monasterio de las Descalzas Reales y el Real Monasterio de la Encarnación, compra ediciones y bibliotecas enteras y vende desde libros hasta comics, revistas, mapas y carteles, con una atención muy clara por el arte en todos sus géneros. A unos minutos, cruzando la Gran VíaPérez Galdós (Hortaleza, 5) ha acumulado más de 20.000 títulos, si bien no todos de segunda mano. Fundada por los descendientes de Benito Pérez Galdós, esta tienda acaba de cumplir siete décadas de vida y está especializada en ediciones agotadas.

Librería Pérez Galdós

Bajando hasta la Plaza Cibeles y girando en el Paseo del Prado hasta el número 5, la Librería del Prado se sitúa en un enclave de lujo, entre hitos culturales de la ciudad como el Museo del Prado y el Thyssen-Bornemisza. Su actividad de compra-venta de libros antiguos es ejemplar, aunque si visitas su local, te recomendamos que también te pases por la Cuesta de Moyano (Claudio de Moyano), un auténtico mercadillo de libros usados a precios imbatibles, con 40 casetas diferentes y la atenta mirada de la estatua de Pío Baroja sobre ellas. Fuera del centro, en el barrio de Salamanca, también la Librería Sanz (Calle General Pardiñas, 3) ha sobrepasado ya las seis décadas en el gremio de compra y venta de libros usados, ediciones agotadas, curiosidades y rarezas y bien merece una incursión en el exclusivo barrio. Tómate tu tiempo para rebuscar entre las obras maestras, algunas olvidadas, hasta encontrar o recordar tu favorita. Y si te engancha su lectura, te proponemos hoteles y hostales económicos en Madrid, donde podrás seguir soñando, dormido y despierto.

Sin comentarios