Menús del día económicos en Lavapiés

Publicado el 10 Noviembre 2011 por Elias Zapata

Una buena comida en Madrid no es privilegio para aquellos visitantes de abultada cartera. La ciudad, en su inmenso maremágnum de ofertas gastronómicas, guarda a buen recaudo múltiples posibilidades de disfrutar una oferta culinaria digna del mejor gourmet a precios más que razonables. Nos introducimos pues en el proceloso mundo de los menús del día.
Cada barrio capitalino cuenta con sus propios templos del buen llantar pero en esta ocasión nos vamos a dedicar a dar un sucinto repaso de aquellos más económicos donde la calidad y el precio danzan juntos. Comenzaremos por uno de los barrios más emblemáticos de la ciudad y que cuentan con una amplia caterva de establecimientos dedicados a tan noble fin: Lavapiés.

MADRID LAVAPIES

La Taberna Badila (C/ Cabeza, 7) es uno de los restaurantes del barrio de Lavapiés que nutre a una parroquia fiel cada día. Ensaladas y pucheros de primer plato y carnes y pescados de segundo, son servidos con generosidad en este establecimiento de cocina tradicional de mercado donde no faltan guiños a platos de procedencia árabe como el cous-cous y el falafel. Servicio presto y servicial donde los halla y el precio rondón a las 10 euros. En hora punta es un poco ruidoso pero este inconveniente es extrapolable a toda la ciudad en su conjunto. Somos así.

lavapiés' bride

De reciente apertura y auguramos que con un indiscutible futuro está La Otra Casa (C/Olivar, 6), casa de comidas y momentos donde las tapas de autor y los pinchos elaborados dejan también hueco a un excelente menú del día de la mano de Luis Bondía en los fogones, de Zacarías en el salón y del inefable gusto de Yolanda en la decoración de este local singular en el barrio. Acogedor, único y valedor de un concepto nuevo de comida que se echaba de menos en Lavapiés. El precio, sobre los 10 euros. Además los domingos espectacular cocido completo por 15 euros.

Cocido Madrileno

Aún sin ser un restaurante de menú diario como los dos anteriores, no podemos pasar por alto uno de los establecimientos que ha nutrido a varias generaciones de propios y extraños en el barrio: el Bar Melos (C/ Ave María, 44). Se trata de un bar gallego especializado en “zapatillas”, que son inabarcables bocadillos de pan gallego rellenos de lacón y queso de tetilla. Desmesurados en proporción y sabor tan solo superados por el inmenso gentío que se arremolina alrededor de la barra y las escasas mesas. A tener en cuenta, igualmente, las inefables e inmensas croquetas que reclaman la atención por su suave sabor y su generoso tamaño, marca de la casa. Tampoco superan los 10 euros este experimento gastronómico y vivencial que se ha de vivir al menos una vez en la vida.
A todo esto, si queréis alojaros cerca de estos restaurantes os ofrecemos una amplia lista de hoteles y hostales a precios económicos

3 comentarios

Económico, casero y en Malasaña

Publicado el 07 Noviembre 2011 por Elias Zapata

El barrio de Malasaña cuenta con una buena panoplia de establecimientos culinarios donde la oferta está restringida al picoteo cool, la fresca ensalada y restaurantes de comida internacional. En román paladino, mucha pizza, hamburguesa y sushi, pero pocos platos tradicionales de toda la vida. Hemos descubierto en el deambular diario por el barrio, una serie de restaurantes de menú de toda la vida, de los de 4 primeros, 4 segundos y postre que os pasamos a novelar.

Menu del Día

En la Corrredera Baja de San Pablo, confluyen dos de los restaurantes de menú del día más interesantes de la ciudad al menos para el que aquí suscribe: el Restaurante Lara y Casa Fadrique.

El Restaurante Lara (Calle Corredera Baja de San Pablo, 4) regentado por Pepe y Mercedes ofrecen uno de los más suculentos menús de la zona con una interesante variedad en primeros y segundos platos. A destacar el cocido madrileño los miércoles y la paella de los jueves. La tarta de queso con mermelada de frambuesas hará las delicias de los más golosos a la hora del postre. El precio, 11 euros.

Justo al lado compartiendo calle y número con “el Lara” está el Restaurante “el Casa Fadrique”. Seis o siete opciones a elegir de primeros y segundos platos con sabor casero y servicio rápido y atento. Si acudes a la hora punta encontrarás gente en la calle a la espera de que se les adjudique una mesa. Merece la pena aguardar unos minutos porque la calidad y el precio que agrupan ambos restaurantes de la Corredera es especialmente singular.

Casa Fidel

En este caso en la Corredera Alta de San Pablo 8 y en la calle Colón 5, dos de los restaurantes económicos con más solera del barrio: El saltón I y II. Amplias barras con trajín continuo de cañas, tapas y bocadillos preceden a un anchuroso salón donde se sirven menús al mediodía y por la noche. Eso si, en ambos establecimientos preside de forma rotunda una inmensa pantalla gigante de televisión. Los días de partido de futbol, sobre todo si es internacional el bar se abarrota de erasmus itinerantes y parroquianos de toda la vida. A mis amigos extranjeros les vuelve loco el lugar que remoza españolidad (castizo y cañí, en román paladino también) por los cuatro costados.
Por ultimo, otro clásico del barrio de Malasaña es Casa Fidel. Ubicado en el número 6 de la calle Escorial, decorado en estilo rústico y con un menú diario casero legendario como el propio local. Teresa comanda los fogones con destreza y originalidad. Cocina de mercado, platos de toda la vida pero con un toque diferenciador. Alrededor de los 10 euros.

Popland

Después de comer y sin salir de la Corredera Alta de San Pablo puedes darte un paseo por la tienda Popland: camisetas pop, chapitas y accesorios retro; pasarte por el Tupperware a tomar una copa o asistir a uno de los múltiples conciertos que programa el Nasti Club. Si lo que quieres es alojarte, echarte una siesta o descansar, aquí te ofrecemos una amplia lista de alojamientos por la zona.

Capítulo I éste, de una panoplia de restaurantes de calidad olvidados, injustamente, de las grandes listas por algo que nos parece tan apreciable como es lo familiar, lo casero y por supuesto lo económico a la hora de valorar sus propuestas.

Un comentario