Cultura y arte, sin el bolsillo rascarte

Publicado el 29 Enero 2012 por Jesus Huarte

Decía Johnny Depp en Finding Neverland que “tenemos un presupuesto limitado para soñar”. Y es verdad. Que estamos en crisis, unos sí y otros también, no es ningún secreto. Pero que la austeridad no va a conseguir encerrarnos en casa, tampoco. Son muchas las propuestas low-cost que te hemos lanzado desde el blog, pero en esta ocasión te ofrecemos un itinerario aún más barato, por los mejores museos de Barcelona, gratis.

Palau Nacional

Visitar Barcelona y no recorrer el impresionante Palau Nacional (Parc de Montjüic) sería una verdadera pena. Es uno de los edificios más espectaculares que se construyeron con motivo de la Exposición Universal de 1929 y alberga el Museu Nacional d´Art de Catalunya (MNAC). Si eres menor de 16 años, mayor de 65, profesor acreditado, parte de un grupo escolar o de estudiantes con reserva previa o puedes demostrar que estás haciendo una investigación con una institución educativa, puedes entrar gratis cualquier día. Si no, puedes esperar al primer domingo del mes o al?18 de mayo, Día Internacional de los Museos, para contemplar su colección. Si te gusta el arte contemporáneo y la arquitectura, otro punto de paso obligado es el Museu d´Art Contemporani de Barcelona (MACBA), en el número 1 de la Plaza de los Ángeles. En su imponente edificio, en el que Richard Meier reinterpreta la corriente racionalista de predecesores como Le Corbusier, hay Picasos, Mirós, Lichtensteins y Duchamps, entre otros cuadros. El MACBA no cobra a mayores de 65 años, menores de 14, socios de Amigos del MACBA y desempleados. Y las exposiciones de su espacio expositivo Capella MACBA, un antiguo templo gótico del siglo XV, son gratuitas para todos.

MACBA MUSEUM BARCELONA

El Disseny HUB, con sede principal en el precioso Palau de Pedralbes (Avinguda Diagonal, 686), es otro de los grandes de la Ciudad Condal. Componen esta institución el Museo de las Arts Decoratives, el Museu Tèxtil d´Indumentària y el Gabinet de les Arts Gràfiques, que permiten visitas sinpa a los menores de 16 años, los miembros del Consejo Internacional de Museuos (ICOM) y los jubilados que cuentan con la Tarjeta Rosa. Además, nadie paga entrada el primer domingo de cada mes y todos los demás domingos entre las 15:00 y las 20:00. El Centre de Cultura Contemporània de Barcelona (CCCB), en Carrer de Montalegre, 5, es sin duda uno de los más generosos del núcleo urbano. Aunque hay que pagar para algunas de sus actividades culturales, como conciertos y ciclos de cine, se puede acceder a su excelente programación de exposiciones de forma gratuita el primer miércoles de cada mes, los jueves entre las 20:00 y las 22:00 y los domingos de 15:00 a 20:00, o en cualquier momento siendo menor de 16 años, jubilado titular de la Tarjeta Rosa, miembro del ICOM o Amigo del CCCB.

CCCB Expo APARTHEID

Otros centros artísticos menores pero muy especializados, como el CaixaForum Barcelona (Avinguda del Marqués de Comillas, 6) y el Centre de la Imatge del Palau de la Virreina (Carrer de La Rambla, 99) son gratuitos, en el caso del CaixaForum incluso la mediateca. Por su parte, el imponente Pabellón Mies van der Rohe (Avinguda Francesc Ferrer i Guàrdia, 7) sólo es de libre acceso para menores de 16 años; el Museu Picasso (Carrer de Montcada, 15-23) de Barcelona, el primer domingo de cada mes; y la Fundació Antoni Tàpies (Carrer Aragó, 255), el 18 de mayo, Día Internacional de los Museos y el ?24 de septiembre, festividad de La Mercè, Patrona de la Ciudad de Barcelona. Sin embargo, el Museu Frederic Marès (Pl. de Sant Iu, 5) permite el acceso a su colección de esculturas, que datan de la Edad Antigua al siglo XIX, sin pagar el primer domingo de mes, el resto de domingos desde las 15:00 y siempre a menores de 16 años, miembros del ICOM, miembros de la Asociación de Museólogos de Cataluña, jubilados con Tarjeta Rosa, acreedores del pase metropolitano de acompañante de un discapacitado, profesores de enseñanza reglada acreditados, guías turísticos en el ejercicio de su trabajo, periodistas acreditados y quienes tengan la Tarjeta Barcelona Card.

CIMG4612

Pero no sólo de arte viven los aficionados a los museos. Los géneros museísticos de Barcelona son tantos como disciplinas componen su histórico entramado cultural. De hecho, uno de los centros más destacados para entender la evolución de la ciudad es el Museu d´Història de Catalunya, en el Monastir de Pedralbes (Baixada del Monastir, 9). Pueden recorrer este espacio, uno de los mejores ejemplos del gótico en la región, y ver sus muebles obras de arte y objetos litúrgicos sin pagar las personas mayores de 65 años, menores de 7, Amigos del Museo, discapacitados, desempleados, universitarios, miembros del ICOM o parte de un grupo de estudiantes acompañados por el professor. Si no, hay que esperar a los días 23 de abril, 18 de mayo y 11 y 24 de septiembre o al primer domingos de cualquier mes. Puedes completar el recorrido por la historia con la exploración de un ámbito aún más amplio y remoto, en el Museu Etnològic (Passeig de Santa Madrona, 16-22, Parc de Montjuïc). Además de a los menores de 16 años, miembros del ICOM, guias turísticos profesionales trabajando, profesores con grupo de alumnos, periodistas y quieres tengan carné de la Asociación Museólogos de Cataluna, Tarjeta Rosa, Barcelona Card o pase metropolitano de acompañante de un discapacitado, no hay que pagar los domingos de 15:00 a 20:00, el 13 de febrero, Fiesta de Santa Eulalia, el 24 de septiembre, La Mercé, y el 14 de mayo, Noche de los Museos, y el 2 de julio, Noche Blanca, de 20:00 a 1:30.

Museu Marítim: The Royal Galley of Juan de Austria

Las cuatro sedes del Museu de Ciencies Naturals (principal en Parc de la Ciutadella): Museu Martorell. Laboratorio de Naturaleza en el Castell dels Tres Dragons, Jardí Botánic (Carrer Doctor Font i Quer, 2) y Museu Blau (Parc del Forum), son gratis todos los domingos de 15:00 a 20:00 y el último domingo de mes, en el caso del Jardín Botánico, aparte de los menores de 16 años, los grupos de estudiantes acompañados por profesores, los profesores acreditados, los jubilados que tengan Tarjeta Rosa, los guías turísticos, los acreedores de la Barcelona Card, los periodistas con tarjeta de prensa, los miembros del ICOM y otras asociaciones de museólogos, los miembros del Club Super 3, los socios de las asociaciones de Amigos del Museo y Amigos del Jardín Botánico, que pueden además llevar a un acompañante y quienes tengan el pase metropolitano de acompañante de discapacitados, que no pagan. Por no gastar dinero, no dejes de visitar el Museu Marítim (Avinguda Drassanes, s/n). Un espectacular edificio gótico construido como arsenal de galeras muestra lo más sobresaliente del patrimonio marino del Mediterréneo con piezas y embarcaciones de más de 700 años. Las exposiciones temporales del vestíbulo son siempre gratuitas. La colección permanente, solamente los domingos desde las 15:00, el 18 de mayo, el Día Internacional de los Museos, el 24 de septiembre, festividad de La Mercé y siempre, en el caso de menores de 7 años, socios del Club Super 3 y miembros del ICOM, de Amigos del Museu Marítim, la Asociación Museólogos de Catalunya y la Asociación Internacional de Museos Marítimos (ICMM). Para que saques el máximo partido a tu estancia y tu alojamiento sea también muy económico, te sugerimos hoteles y hostales a precios muy asequibles en el centro de la ciudad.

6 comentarios

Madrid casí Gratis

Publicado el 26 Diciembre 2011 por Elias Zapata

Pasar unos días en Madrid con poco dinero puede ser una tarea ardua pero no imposible. Bastan algunas pesquisas previas antes de aventurarse en el proceloso mundo de la gratuidad o en su defecto, alistarse en el banderín del Low Cost bien entendido.
Si lo tuyo es la cultura estás de suerte, ya que la capital pone a tu disposición una singular oferta de museos y salas de exposiciones en su mayoría gratuita: Museo de Ciencias Naturales, Museo Arqueológico, Museo de América, Museo Romántico, de la Ciudad,… así como un largo etcetera de salas de exposiciones diseminadas por toda la ciudad.

Gran Vía al mediodía

La naturaleza de la región ya sea en forma de paseos meditabundos por sus céntricos parques como El Retiro, el Parque del Oeste o el Templo de Debod son una estupenda alternativa para pasar el día siempre que el tiempo lo permita. Solo aconsejarte que vayas pertrechado con tu bocadillo y bebida correspondiente para pasar la jornada porque los kioscos de la zona son prohibitivos para bolsillos poco afortunados. El Pardo, el Parque del Capricho y la Casa de Campo son igualmente estupendos lugares para pasar el día.

Lago da Casa de Campo

En el centro de la ciudad existen algunos bares que por el precio de la caña te das un atracón considerable de tapas cuantiosas y variadas. A saber: La Sidrería El Tigre (Infantas, 30) en el barrio de Chueca con la caña o refresco te endosan un amplio plato de patatas bravas, tortilla española, paella, croquetas o varias chacinas y quesos. La parroquia está formada por estudiantes, turistas y gente joven en general que se afanan en un ambiente tan ruidoso como divertido. Un clásico siempre a reventar.

Tapas en la Sidrería el Tigre

No muy lejos está el Boñar de León (Cruz Verde, 16) en el Barrio de Malasaña. Por el precio de la caña o refresco, inconmensurables tapas de patatas bravas o alioli, alitas de pollo, embutidos, tortilla o ensalada, así como garbanzos, paella, sopas de ajo, pescado frito e incluso espaguetis. Cuenta con una terraza en verano con vistas a la animada calle San Bernardo. Igualmente cerca, destacar el Restaurante Rio Miño (Limón, 9), con variadas tapas en las que incluyen incluso lacón a la gallega.

El Boñar de León

En el barrio del Pilar, Casa Pepe (Celanova, 19) cuenta con una ejemplar trayectoria de años nutriendo a partidas de jóvenes de la zona. Las tapas: alitas de pollo, servidas en grandes raciones con cada caña, oreja, carne guisada o embutidos. Especialmente poblado los días de partido. Aconsejable para guiris y erasmus  que quieran conocer el verdadero ambiente de los bares de Madrid, sin remilgos, solo barra de aluminio, griterío en diferentes tonos, tapas y cerveza.

hare krishna, malasaña

Un sitio bien curioso donde se puede comer por la voluntad (ésta suele ser de 5 euros más o menos) comida vegetariana muy buena es el restaurante Hare Krishna (Calle del Espíritu Santo,19 ) en el Barrio de Malasaña. De todo hay en este singular espacio: desde ejecutivos con inquietudes orientales hasta amas de casa con sus hijos que solventan el apaño de la comida por poco dinero o ninguno. Todo esto remezclado con túnicas naranjas y rezos a Krishna. Merece la pena la experiencia e insisto la comida es abundante y saludable.
Y aunque no es gratis, puedes pasar la noche a precios muy recomendables en esta selección de hoteles y hostales que hemos confeccionado para ti.

Sin comentarios

Tras los pasos de Unamuno en Salamanca

Publicado el 25 Noviembre 2011 por Jesus Huarte

Aunque nació en Bilbao, el escritor y filósofo Miguel de Unamuno hizo de Salamanca su ciudad, desde que consiguió una cátedra de griego e historia de la lengua en su universidad y se convirtió en rector. A Salamanca volvió cuando la República le permitió regresar a España tras su destierro por la dictadura de Primo de Rivera, siendo recibido con todos los honores y nombrado Rector Vitalicio; en Salamanca escribió algunas de esas grandes obras que han marcado la prolífica Generación del 98, en nuestra literatura; y, desde Salamanca, emprendió su último viaje, un 31 de diciembre de 1936.

Plaza Mayor

Cumpliéndose 75 años de su muerte y a punto de iniciarse el “Año de Unamuno”, según el ayuntamiento de la histórica ciudad, que ya está preparando numerosos eventos para recordar a su hijo adoptivo, te proponemos un viaje por aquellos lugares que marcaron la vida del pensador y siguen hoy preservando su memoria. El punto de partida sería el Café Novelty, el más antiguo de Salamanca. Abierto en 1905, mantiene aún el ambiente y la decoración que disfrutó Unamuno, junto a otros grandes como Ortega y Gasset, Francisco Umbral, Torrente Ballester o Juan Benet. Largas tertulias y muchas ideas surgieron en este escenario en el que hoy puedes degustar un buen café e, igual que Unamuno, disfrutar en la terraza de la vista de la Plaza Mayor, diseñada por Alberto de Churriguera, que tanto admiraba el escritor. Cuando le preguntaban si era un cuadrado perfecto, él respondía que “es un cuadrilátero irregular, pero asombrosamente armónico”.

Ayuntamiento Salamanca

Antes de salir de la Plaza, pasa por la Casa Consistorial, donde el escritor protagonizó un momento crucial a su vuelta del destierro en Hendaya. Del balcón principal declaró que comenzaba entonces “una nueva era y termina una dinastía que nos ha empobrecido, envilecido y entontecido”. La República le devolvió el rectorado y el prestigio merecido y Unamuno volvió a su despacho en la Universidad de Salamanca. No dejes de recorrer sus patios y de descubrir sus magníficas fachadas, de camino a la Casa-Museo de Unamuno, en la Calle de los Libreros, donde podrás conseguir obras maestras del filósofo en establecimientos históricos. En la Casa-Museo, que fue residencia del escritor podrás descubrir objetos, libros, recuerdos y muebles de su vida cotidiana, además de su biblioteca particular.

Universidad de Salamanca

Sin salir del casco antiguo, hacia el norte encontrarás la Calle Bordadores. Frente al Convento de las Úrsulas, el Monumento a Unamuno recuerda en bronce al genio de la letras, en un hermoso jardín que es hoy frecuente enclave de tertulias universitarias. Aprovecha para visitar el convento y su museo, y convivir con el espíritu académico por el que trabajó Unamuno. Y si quieres quedarte a dormir en Salamanca, para explorar la ciudad y comprobar por qué está considerada una de las más hermosas de España, te proponemos hoteles y hostales muy asequibles en el centro de la ciudad.

Sin comentarios

De arqueoturismo, por los madriles

Publicado el 19 Noviembre 2011 por Jesus Huarte

Bajo nuestros pies y sobre la memoria histórica descansan siete siglos de ocupación del Imperio Romano, una Hispania gloriosa que todavía se asoma para recordarnos quiénes somos y, sobre todo, de dónde venimos. Y es que, aunque podríamos pensar que el mundo moderno ha borrado las huellas del pasado con el crecimiento de las ciudades, incluso la capital y alrededores guardan vestigios asombrosos para dar rienda suelta a nuestra vocación exploradora, eso sí en calidad de arqueoturistas.

Madrid - Alcalá de Henares - Complutum

Uno de los grandes núcleos de ocupación romana fueron los territorios del actual Alcalá de Henares. Llamada Complutum, esta antigua ciudad fue fundada en el siglo I a. de C. y alcanzó un notable desarrollo durante cuatro siglos, gracias a las tierras fértiles del río Henares. Entre muros y espectaculares construcciones como termas y un mercado, alrededor de un edificio central, la Casa de los Grifos, de espectaculares mosaicos y murales. Se pueden contemplar los vestigios de su esplendor en la Calle Juncal. En el noroeste de la antigua Complutum, otra imponente residencia es también visitable. Se trata de la Casa de Hippolytus. Se cree que fue construida por un ingeniero tunecino. Entre sus mosaicos destaca una escena de pesca, perfectamente conservada. Para albergar la Casa de Hippolytus se ha construido un edificio mayor, que hace las veces de museo.

Mosaico

Desgraciadamente, se tardó mucho en aprobar la Ley de Patrimonio Histórico Español, que no llegó hasta 1985, y esta demora mantuvo desprotegidos todos estos tesoros, siendo algunos de ellos objeto de extracciones de particulares y ventas privadas. No fue el caso del Enclave Arqueológico de Remedios, en Colmenar Viejo. Dentro de su Ermita de Nuestra Señora de los Remedios se han encontrado piezas de la época romana, como un pilar con inscripciones en latín. Si visitas este lugar tan especial, podrás descubrir además la necrópolis visigoda, con sus sepulturas y ajuares. El conjunto completo se convirtió en museo visitable en 2003.

Madrid - Alcalá de Henares - Casa de Hippolytus

Otro interesante punto es Miacum, una antigua población romana que nació en la calzada que unía Segovia y Titulcia y que los historiadores situaban en la Casa de Campo de Madrid o en Las Rozas hasta descubrir estos restos en el actual Collado Mediano, entre Alpedrete, Guadarrama y Moralzarzal. Una posada romana, junto con otras construcciones, de este lugar conocido como El Beneficio, fueron levantadas sobre la Calzada de La Fuenfría, entre los siglos I y V d. de C. A esta época pertenece la impresionante roca de Piedra Escrita, en Cenicientos, al sur de San Martín de Valdeiglesias, en las afueras de Madrid. Con sus llamativas inscripciones romanas, este enorme monumento clavado en la tierra no es el único de la zona. Al este y al lado de Móstoles, en Arroyomolinos, se halló el más reciente vestigio romano, un doble mausoleo, con los restos de siete cadáveres y sus ajuares, que protagonizarán un museo a pocos metros del yacimiento.

Museo de los Caños del Peral

Si no quieres moverte de la capital, en pleno corazón del centro madrileño se encuentra el más accesible de todos los yacimientos de la Comunidad. No perteneció a los romanos, aunque sí es una muestra de la influencia urbanística de su ocupación. Los restos de la Fuente, el Acueducto y la Alcantarilla del Arenal se exponen en el Museo Arqueológico de Caños del Peral, dentro de la estación de metro de Ópera, a pocos metros del Palacio Real, al que este medio suministró agua hasta el siglo XX. Partes de estas construcciones del siglo XVI y XVII aparecieron en la excavación para reformar la estación y han quedado expuestos para todos los viajeros y visitantes. Si quieres disfrutar de su valor histórico, en Madrid te ofrecemos hoteles y hostales a precios muy asequibles.

Sin comentarios

En Madrid, las cosas de palacio

Publicado el 10 Noviembre 2011 por Jesus Huarte

Nos abren las puertas de par en par y, sin embargo, muchos de ellos son grandes desconocidos del turismo madrileño. Testigos de nuestra historia desde el siglo XVIII, imponentes templos de las artes y escenario de las fiestas más lujosas del pasado aristocrático, son muchos los palacios de Madrid que, más allá del conocido Palacio Real de la Plaza de Oriente, se pueden visitar.

Museo del Romanticismo. Madrid

Entre sus muros se han guardado los mayores secretos de las familias más pudientes de nuestra geografía durante décadas y hoy nos permiten la oportunidad de asomarnos al recuerdo asombroso de sus vidas cotidianas, la mayoría por una media de 3 ó 4 euros y gratis si estás desempleado, eres pensionista o estudias en una universidad.

Algunos mantienen sus interiores completamente preservados e intactos para darnos buena idea de las costumbres palaciegas. Tal es el caso del Museo del Romanticismo, en Chueca, que fue construido en 1776 y es obra de Manuel Rodríguez. Fue donado al Estado por Benigno de la Vega-Inclán y Flaquer, II Marqués de la Vega-Inclán, en 1921, con todo lo que contenía: una impresionante colección de obras de artes, muebles y objetos personales del marqués, que se pueden descubrir al recorrer las impresionantes habitaciones. También el Museo Cerralbo, en Argüelles, es una obra maestra en sí mismo. Diseñado por Alejandro Sureda, Luis Cabello y Asó y Luis Cabello Lapiedra y terminado en 1893, fue residencia del Marqués de Cerralbo, gran aficionado al arte, a la decoración rococó y a pasear por un espectacular jardín sembrado de seres mitológicos y emperadores romanos.

museo cerralbo

Aunque si de decoración se trata, lo propio es visitar también el Museo Nacional de Artes Decorativas, junto al retiro, instalado en un palacio del siglo XIX, que fue residencia de la Duquesa de Santoña y escuela de magisterio, antes de que el Estado lo comprara y lo declarara monumento histórico-artístico en el conjunto de su estructura y sus colecciones, algunas tan exóticas como la de arte oriental. Arte, cultura y sociedad se entremezclaban en estos palacios en la época, como privilegios a los que tan sólo unos pocos podían acceder. Así de exclusivo era el ambiente del palacio que hoy alberga el Museo Lázaro Galdiano, en Serrano, famoso por sus tertulias literarias y destacados invitados del ambiente intelectual. Levantado en 1903 como residencia de la familia Lázaro, contiene aún frescos, joyas, muebles, relojes, armas y esmaltes, todos originales.

Madrid - Real Academia de Bellas Artes de San Fernando

Grandes nombres como el de Joaquín Sorolla están ligados a los palacios madrileños. El Museo Sorolla, por ejemplo, está instalado en la que fue la casa y estudio del pintor, muy cerca de Gregorio Marañón. Se construyó en 1911, pero aún exhibe la mayoría de los objetos que el artista reunió en vida, junto con algunas de sus obras. Las obras de otros muchos artistas habitan hoy el Palacio de los Duques de Villahermosa, sede del Museo Thyssen-Bornemisza, en el Paseo del Prado, desde que fue remodelado por Rafael Moneo para esta nueva misión. En él vivió el duque de Villahermosa desde su construcción a finales del siglo XVIII. Igualmente en el corazón madrileño se encuentra la Real Academia de Bellas Artes de San Fernando, en un grandioso palacio junto a la Puerta del Sol, que fue construido por el genio barroco José Benito de Churriguera en 1724 para el empresario Juan de Goyeneche. En su interior hay obras de Rubens, Murillo, Zurbarán o Goya, que fue uno de los primeros miembros de la Academia.

Madrid - Casa de América - Palacio de Linares

La evolución de otras construcciones similares ha sido muy diversa. El Palacio del Marqués de Linares, en la Plaza de Cibeles, se convirtió en la Casa de América, una importante institución de la cultura, en 1992. Sin embargo, el espacio ha sabido preservar el exquisito recuero de los marqueses y de uno de los más elegantes y opulentos edificios de nuestra historia, obra de Carlos Colubí, Adolf Ombrecht y Manuel Aníbal Álvarez. Grandes lámparas traídas de París, enormes bloques de mármol de Carrara, alfombras de la Real Fábrica de Tapices, cristales de Amberes y obras de arte llenan aún habitaciones de nombres tan descriptivos como boudoir Luis XVI de la marquesa, saloncito chino, salón de retratos, galerías pompeyanas, el invernadero o fumoir. Y es que las fiestas que se celebraban en este lugar sólo se asemejaban a las del Palacio de Fernán Núñez, hoy sede de la Fundación de los Ferrocarriles Españoles, una casona que comenzó a construirse en 1790 y una de las residencias más sobresalientes de Madrid, con su salón de estuco, el comedor de los niños, la escalera de nogal y el patio del recibo. Casi nada…

Lámpara de techo

Otros grandiosos palacios han mantenido algunas de sus funciones. El Palacio de Gaviria, diseñado por Aníbal Álvarez Bouquel en 1847 para el banquero Manuel Gaviria y Douza, Marqués de Gaviria y Conde de Buena Esperanza. Famoso por sus eventos durante el siglo XIX, hoy alberga varias salas para actividades, una de ellas la discoteca Palacio de Gaviria. De costumbres más sobrias, el Palacio de Liria sigue siendo despertando mucha curiosidad, por ser todavía residencia de la Casa de Alba. El edificio, del siglo XVIII, se puede visitar, de forma gratuita, los viernes por la mañana. Para ello, hay que pedir cita y ponerse en lista de espera. Los visitantes pueden conocer el archivo histórico de la saga y disfrutar de su extraordinaria colección de arte.

PALACIO DE LIRIA

Si te gusta la creación y quieres descubrir cómo vivía la alta sociedad en otras épocas, acércate a estos palacios. Te ofrecemos una selección de hoteles y hostales económicos en el centro madrileño para que puedas ahorrar en alojamiento y disfrutar de la ciudad… ¡como un marqués!

Sin comentarios

« Anterior