Una cerveza, pero “de la casa”

Publicado el 02 Julio 2012 por Jesus Huarte

Pequeñas, independientes y tradicionales: así son las microcervecerías artesanas. Han poblado Alemania, Gran Bretaña y Bélgica desde hace siglos y hoy vuelven a estar de moda. La tendencia resucitó en el Reino Unido en los 70 para popularizarse en Estados Unidos unos años después. Aunque ha tardado casi tres décadas en atravesar nuestras fronteras, a juzgar por el éxito de las primeras en abrir, se prevé que el concepto se extienda como la espuma. Además, algunas de estas aventureras son mucho más que una casa productora y sirven sus variedades propias en espacios que combinan fábrica, pub e incluso restaurante.

Samples in a good Seattle microbrewery

Entre los de más ambiente destaca Naturbier (Plaza de Santa Ana, 9), en una localización inmejorable del centro madrileño y con terraza en la abarrotada plaza, junto al Teatro Español. La fábrica está completamente integrada en el local y elabora dos variedades: tostada y rubia. El establecimiento acaba de inaugurar una cava para que los clientes puedan servirse directamente de los grifos que hay en cada mesa y que están conectados a un marcador que refleja en una pantalla el volumen que se ha bebido.

De bares por Madrid - Cervecería Naturbier

Muy cerca de Madrid, en Pozuelo de Alarcón, se encuentra Clavin´s Beer (Av. de la Comunidad de Madrid, 3). Su marca nació en 2006 y es una de las más puristas. A base de agua, maltas de cebada, lúpulos y levadura, no lleva aditivos, ni se filtra, ni pasteuriza y sigue la Ley de Pureza alemana de 1516. Entre sus grandes atractivos está el que en el local no solamente conocerás el proceso de elaboración y probarás su producción, sino que además puedes participar en catas.

Barcelona - La Cervesera Artesana

Los cursos de cata, así como los de maridaje, son también actividades frecuentes en La Cervesera Artesana (Sant Agustí, 14), en el barrio de Gracia y en el metro Diagonal. El establecimiento firma, además de las clásicas tostada y negra, cinco versiones muy originales, entre ellas la HoneyAle, la Maca y la Rossa, con aromas de mango, chirimoya, costra de queso ahumado, piel de naranja o pomelo. Además, la cervecera tiene my buenas tostas, tapas y torrades.

La cocina, aunque italiana, es también uno de los platos fuertes de Birra & Blues (Av. Mare Nostrum, 34), en la Playa de la Patacona de Valencia, un local moderno que ha incluido la fábrica como decoración. Si tienes hambre, puedes degustar deliciosas pizzas cocinadas en horno de leña de su restaurante, así como carnes a la brasa y pastas. Juntos, comedor y pub, suman una de las ofertas gastronómicas más interesantes de la zona y uno de los mejores lugares para ver eventos deportivos en vivo en Valencia, saboreando una rubia, una tostada o una doble malta.

Fat Head's Brewery & Saloon

En la Fábrica de Cerveza Kettal (Calle Brújula, 5), en Palmones, Los Barrios, provincia de Cádiz, la protagonista es la cerveza Ale estilo inglés, de alta fermentación, sabor fuerte y color claro, a base de ingredientes 100% naturales. Hay cerveza de trigo, amarga,roja, de verano y negra. Sus clientes no pierden la ocasión para disfrutar de la exótica cocina tex-mex y picar entre pintas.

Tex-Mex Fajitas

Andaluza también, La Fábrica (Plaza de la Legión, 1) es el gran exponente de Sevilla y una de las cervecerías con mejor propuesta culinaria de España. El establecimiento parece haber trasladado su filosofía artesana a la cocina y sirve exquisitas especialidades como la dorada a la bilbaína, el salmorejo cordobés, el lomo al whisky, los pimientos del piquillo rellenos de marisco y pescado y las espinacas con garbanzos. Entre los destellos metálicos de la fábrica, puedes darte un buen atracón, mientras saboreas una rubia o una tostada, sus dos variedades. Si quieres explorar toda la carta, no tengas prisa, siempre puedes quedarte en estos hoteles y hostales económicos de MadridPozueloBarcelonaValenciaLos Barrios y Sevilla.

Sin comentarios

De Giraldas y Giraldillos

Publicado el 24 Noviembre 2011 por Gema Molina

¿Están preparados para una ruta cultural e histórica por Sevilla? ¿si? Pues vamos allá…
Antes de comenzar  elegiremos el medio de transporte adecuado: su línea de metro que cruza de oeste a este; su línea de tranvía, que recorre las zonas mas céntricas y turísticas, o su gran red de carril bici bien completado con la posibilidad de utilizar las bicis del sistema público. Nosotros hoy vamos a pasear, así que pónganse cómodos porque nos esperan unas  interesantes horas de caminata.

Calle Sevilla

Para empezar, los barrios. Tomamos como punto de partida El Tardón, al final de Triana, para iniciar el camino por las calles mas típicas en las que reinan imágenes de la Virgen y  dónde alguna que otra taberna nos ofrece terraza y tapa de las que no son muy habituales en Sevilla, las gratuitas. Desde este punto tomaremos la calle Betis desembocando en el Paseo de Nuestra Señora de la O en la margen izquierda del río Guadalquivir, para cruzar hasta el barrio  mas bohemio, el de las casas  y calles “de toda la vida”, con sus plantas, sus plazoletas, sus balcones… es el de La Macarena, situado en el mapa justo al norte de la zona centro.  Muy cerca  nos adentramos precisamente en el centro histórico dónde la vida y el bullicio marcan nuestra ruta que nos lleva hasta la antigua judería, si  conseguimos salir de sus callejuelas en dirección sur llegaremos hasta la zona de la Plaza de España rodeada de jardines y espacios abiertos.

Plaza de España (Sevilla)

Y precisamente desde este punto comienza la ruta monumental. Y es que de la Plaza de España no es necesario saber nada para que nos deje boquiabiertos, increíble construcción que queda integrada en el Parque de Maria Luisa. Comenzó su construcción, en la que trabajaron mil hombres al mismo tiempo,  en el año 1914 como el proyecto mas ambicioso de la Exposición Iberoamericana del año 1929 por el arquitecto Aníbal González de marcado estilo regionalista. Y allí mismo, en el Parque de Maria Luisa nos embarcamos en esa Exposición de 1929 con  el paisaje verde y los diferentes pabellones que hoy han quedado para uso mas oficiales  como el  Pabellón Mudéjar  ahora Museo de Artes y Costumbres Populares, Pabellón Real convertido en oficinas municipales, el Pabellón Sevilla en el Teatro Lope de Vega o el Pabellón de Bellas Artes en el Museo Arqueológico.

Pabellón Mudejar, Sevilla

Nos detenemos de nuevo en el centro histórico, ahora, en la Catedral de Sevilla.  De estilo gótico y declarada Patrimonio de la Humanidad en 1987 por la Unesco.  La historia popular cuenta que su construcción comenzó en el año 1401 aunque no hay documentos hasta 1433. En ella la famosa Giralda,  cuyo nombre  proviene de girar y significa “veleta de torre”, de 104 metros de altura, es la torre y campanario de la Catedral y fue construida a semejanza del alminar de la mezquita Kutubia de Marruecos . Años después en 1568 se le añadió la figura que la corona y que en la actualidad es conocida como “El Giraldillo”.

Giralda de Sevilla

En Sevilla nos abordan además edificio, construcciones, museos y espacios muy llamativos que sin duda le recomendamos conocer como la Torre del Oro, convertida ahora en el Museo Marítimo de la ciudad, la plaza de Toros y Museo de la Real Maestranza de Caballería, los Reales Alcázares o el mismo Ayuntamiento entre otros.  Estos, como mas destacados pero no únicos ya que las plazas y la propia tradición religiosa de la ciudad vuelcan un gran número de construcciones arquitectónicas y paradas en la historia y la cultura de la Sevilla mas tradicional.
Suponemos que ahora necesitan una parada… ¡bien! Pues le vamos a hacer alguna que otra recomendación con nuestro recorrido de bares por Sevilla, en el que destacan:  Levíes, la Carbonería, La Bodeguita,  El Rinconcillo o Las Columnas.
Y ahora si, embárquese y disfrute  en su visita a Sevilla  y no olvide que desde aquí le ofrecemos una selección única de los hoteles y hostales mas baratos de la ciudad… ¡Ah! Y no se sorprenda si de repente se encuentra con una procesión por la calle Sierpes de Sevilla, aunque parezca mentira, en cualquier mes es normal toparse con una imagen a hombros de los fervientes sevillanos.

Sin comentarios

Sevilla: Ruta de bares singulares

Publicado el 17 Noviembre 2011 por Gema Molina

De lo pintoresco, lo típico, el habitual paseo, el centro y los barrios con mas sentimiento… hoy nos quedamos con los bares, tabernas y tapas de Sevilla.
Si usted llega desde una ciudad en la que las tapas acompañan de forma gratuita a su bebida… olvídese, aquí se pagan, pero merece la pena.

el rinconcillo (bar) - sevilla

Para empezar por el principio nos vamos a dirigir hasta el bar mas antiguo de Sevilla… ¡si! El primer bar de Sevilla que se conserva con carteles de la época  que prohíben por ejemplo el cante flamenco. Es El Rinconcillo, escondido entre las callejuelas del centro, exactamente en la calle Gerona 40, volvemos hasta el año 1670, el lugar guarda vestigios del pasado como su barra caoba en la que el camarero anotará con tiza nuestra cuenta, sus muros, su techumbre… historia del buen hacer del tapeo, las tertulias de cofrades y la típica comida de Sevilla.
Y desde el pasado hasta el presente, porque en los días que corren está muy de moda el bar conocido como Las Columnas, tendrás que buscarlo en la pequeña calle Rodrigo Caro en el número 1 y una vez allí el tumulto en la calle de los paisanos que se agolpan en las horas centrales del día le guiará hasta su puerta.  Es muy pequeño y  una vez que consiga alcanzar la barra tendrá que aprovechar para sacar la bebida y la comida y encontrar su propio hueco en las mesas y barras del exterior.

sevilla 170

Es el sol de Sevilla el que permite este tipo de bares tan habituales, pequeños en su interior pero con gran vida exterior. Otros ejemplos los encontramos en la Plaza del Salvador dónde nos vamos a adentrar (es un decir puesto que allí no caben mas que los camareros) en La Bodeguita dónde podremos degustar su típico pincho de cordero… muy recomendable sin duda. Siguiendo con la ruta, y si aún le quedan fuerzas,  le invitamos a probar el “piripi” suculento y mas que típico pincho de la Bodeguita de A. Romero, situada en la calle Gamazo número 16, también en el centro histórico de Sevilla.

El Patio de San Eloy

En esta ruta priman los lugares pintorescos… así es El Patio San Eloy, situado en la calle San Eloy ,9; una típica taberna sevillana dónde lo mas sorprendente es su estructura en forma de grada, si si, ¡de grada! y así, como si de un foro en un estadio de fútbol o en un teatro romano… cogemos nuestra consumición y nos hacemos un hueco en el graderío.
Y ahora prepárese para dar un paseo por las callejuelas más recónditas porque vamos a cruzar el centro hasta la calle San José número 15. Allí preside un bar llamado Levíes en el que las tapas y pinchos son mas abundantes que en los anteriores y le invita a sentarse en su terraza, o en su taberna, que aquí si hay sitio. Cómodo y de comida suculenta.
Es la parada previa perfecta para seguir bajando hasta la calle Levíes, dónde encontraremos La Carbonería. Una Carbonería reconvertida en un  pintoresco tablao flamenco.

Sevilla

Debe su nombre a la parte trasera, quizás una cuadra, del conjunto de la Casa Palacio de Samuel Leví  y que mas tardé pasó a ser un almacén de carbón. La Carbonería se presenta  como el conjunto idóneo de cultura en todas sus formas: poesía, pintura, fotografía y por supuesto música. A la entrada un piano y en torno a él  el calor del auditorio. En la segunda sala de La Carbonería, amplia, con plantas colgadas en su techo de uralita, el flamenco, en forma de guitarra, voz y por supuesto baile y taconeo.
El turismo cultural lo posponemos para nuestro próximo encuentro, ahora, tras  este gran día de ocio, tradiciones y gastronomía aproveche para descansar  y recuerde que aquí  ponemos a su disposición, una gran selección de hostales y hoteles  baratos.


Ver mapa más grande

Sin comentarios

« Anterior