Un recorrido por cuatro casas-museo de escritores y más…

Publicado el 19 Agosto 2012 por Mamen Fernández

Decía el escritor brasileño Paulo Coelho que “la mejor universidad es el viajar” y una genial idea es hacerlo de la mano de los literatos que han plagado la historia de las letras tanto en España como en países vecinos. Y para muestra un botón… hoy recorreremos las casas, convertidas en la actualidad en museos, que los han visto teclear sus obras más universales, y que por supuesto, les han servido de morada a lo largo de sus prolíficas vidas.

Libro Viejo

Arrancamos nuestro viaje en la bella Granada. Una ciudad que si a algo está vinculada es a la vida y obra de uno de los escritores más conocidos en el panorama nacional e internacional. Hablamos de Federico García Lorca. Caminando por el parque que lleva su mismo nombre nos encontramos la Huerta de San Vicente, vivienda del escritor antes denominada ‘De los mundos’. Fue un regalo que Lorca hizo a su familia allá por el año 1925 y que se convirtió en la residencia de verano de la familia Lorca. Es un paraje espectacular, compuesto por dos viviendas anexas: la principal y una más modesta para los guardeses, rodeadas de árboles frutales, acequias y veredas. Un entorno singular hoy convertido en casa-museo, decorado con los propios muebles y objetos que usó el escritor en vida, y destacando el piano, un dibujo que le regaló el pintor Salvador Dalí durante su estancia en la Residencia de Estudiantes en Madrid y el escritorio sobre el que se crearon obras como ‘Así que pasen cinco años’, ‘Bodas de Sangre’, ‘Llanto por la muerte de Ignacio Sánchez Mejías, ‘La casa de Bernarda Alba’, ‘Romancero gitano’ o ‘El diván del Tamarit’.

Huerta de San Vicente

Y de Granada seguimos rumbo a Salamanca, hacia la casa de Miguel de Unamuno. Una vivienda emplazada en una casona del siglo XIX que sirvió de morada al escritor durante su época de rector en la Universidad de la ciudad, es decir, entre los años 1900 y 1914. Se trata de un edificio de dos plantas y de claro estilo barroco que alberga en su planta baja un gran salón y espacio para despachos entre otras habitaciones. Fue declarada casa-museo en los años 50 y los visitantes pueden contemplar el mobiliario y objetos personales del autor y su familia, sobresaliendo su biblioteca y el archivo personal de Unamuno. Y todo destinado a perpetuar la memoria del escritor, para que el paso de los años no lo borre del recuerdo.

NUCNUC6147

La ruta literaria continúa en Alcalá de Henares, uno de los destinos turísticos por excelencia en España que vio nacer al más grande de las letras, Miguel de Cervantes Saavedra. En esta localidad madrileña se encuentra la casa-museo del escritor más internacional, del padre de ‘El Quijote’. Allí nació y pasó sus primeros años Cervantes, en el seno de una familia acomodada de los siglos XVI y XVII. Nos recibe en la visita un espectacular jardín que da paso al epicentro de la vivienda, un patio columnado al modo de antiguo patio de comedias bordeado de habitáculos que hacen al visitante percibir la presencia de sus moradores en su vida cotidiana. En su interior además el viajero puede contemplar buena parte de diversas ediciones de su obra maestra o bien caminar entre los libros de su biblioteca, sin olvidarse de una instalación escenográfica de títeres que recrea el famoso ‘Retablo de Maese Pedro’ (capítulo XXV del ‘Quijote II’).

Alcala de Henares Casa de Cervantes

Finalizamos nuestro peculiar viaje en la isla de Lanzarote, dentro de una “casa hecha de libros” como el escritor portugués José Saramago decidió denominarla. En el municipio de Tías se localiza la casa en la que el letrado vivió sus últimos 18 años y en la que Saramago se sintió realizado, llenando así su momentos de descanso y de paz en tierras españolas. Visitar el salón, el estudio del escritor que aún conserva su ordenador, sus obras de arte, sus retratos de famosos escritores, el dormitorio donde falleció Saramago y la biblioteca donde escribió sus dos últimos libros, ‘El viaje del elefante’ y ‘Caín’, es la oportunidad que le brinda Lanzarote.

José Saramago

No obstante, y a pesar de haberles contado sólo una pequeña muestra de la vida de nuestros escritores, cabe resaltar que a lo largo de la geografía nacional se pueden visitar más de cincuenta casas-museo, tales como la de Rosalía de Castro en PadrónLope de Vega en MadridEmilia Pardo Bazán en La Coruña o Rafael Alberti en el Puerto de Santa María entre otras. Así que no lo dude, coja su cámara de fotos e inmortalice el momento. Y para que el viaje por cualquiera de estas ciudades salga a pedir de boca, recuerde que en Infohostal tenemos para usted la mejor oferta de hostales y hoteles a unos precios totalmente irresistibles.

Un comentario

Tras los pasos de Unamuno en Salamanca

Publicado el 25 Noviembre 2011 por Jesus Huarte

Aunque nació en Bilbao, el escritor y filósofo Miguel de Unamuno hizo de Salamanca su ciudad, desde que consiguió una cátedra de griego e historia de la lengua en su universidad y se convirtió en rector. A Salamanca volvió cuando la República le permitió regresar a España tras su destierro por la dictadura de Primo de Rivera, siendo recibido con todos los honores y nombrado Rector Vitalicio; en Salamanca escribió algunas de esas grandes obras que han marcado la prolífica Generación del 98, en nuestra literatura; y, desde Salamanca, emprendió su último viaje, un 31 de diciembre de 1936.

Plaza Mayor

Cumpliéndose 75 años de su muerte y a punto de iniciarse el “Año de Unamuno”, según el ayuntamiento de la histórica ciudad, que ya está preparando numerosos eventos para recordar a su hijo adoptivo, te proponemos un viaje por aquellos lugares que marcaron la vida del pensador y siguen hoy preservando su memoria. El punto de partida sería el Café Novelty, el más antiguo de Salamanca. Abierto en 1905, mantiene aún el ambiente y la decoración que disfrutó Unamuno, junto a otros grandes como Ortega y Gasset, Francisco Umbral, Torrente Ballester o Juan Benet. Largas tertulias y muchas ideas surgieron en este escenario en el que hoy puedes degustar un buen café e, igual que Unamuno, disfrutar en la terraza de la vista de la Plaza Mayor, diseñada por Alberto de Churriguera, que tanto admiraba el escritor. Cuando le preguntaban si era un cuadrado perfecto, él respondía que “es un cuadrilátero irregular, pero asombrosamente armónico”.

Ayuntamiento Salamanca

Antes de salir de la Plaza, pasa por la Casa Consistorial, donde el escritor protagonizó un momento crucial a su vuelta del destierro en Hendaya. Del balcón principal declaró que comenzaba entonces “una nueva era y termina una dinastía que nos ha empobrecido, envilecido y entontecido”. La República le devolvió el rectorado y el prestigio merecido y Unamuno volvió a su despacho en la Universidad de Salamanca. No dejes de recorrer sus patios y de descubrir sus magníficas fachadas, de camino a la Casa-Museo de Unamuno, en la Calle de los Libreros, donde podrás conseguir obras maestras del filósofo en establecimientos históricos. En la Casa-Museo, que fue residencia del escritor podrás descubrir objetos, libros, recuerdos y muebles de su vida cotidiana, además de su biblioteca particular.

Universidad de Salamanca

Sin salir del casco antiguo, hacia el norte encontrarás la Calle Bordadores. Frente al Convento de las Úrsulas, el Monumento a Unamuno recuerda en bronce al genio de la letras, en un hermoso jardín que es hoy frecuente enclave de tertulias universitarias. Aprovecha para visitar el convento y su museo, y convivir con el espíritu académico por el que trabajó Unamuno. Y si quieres quedarte a dormir en Salamanca, para explorar la ciudad y comprobar por qué está considerada una de las más hermosas de España, te proponemos hoteles y hostales muy asequibles en el centro de la ciudad.

Sin comentarios