Playas de Cádiz

Publicado el 21 Julio 2014 por Elias Zapata

Una fina arena blanca repartida en sus más de 7 kilómetros de litoral urbano, configuran un espacio vivo en continua interacción, donde los gaditanos y visitantes desarrollan el día a día, sobre todo en la época estival. Deportes náuticos, espectáculos y conciertos se dan cita en las playas de esta centenaria ciudad de importante protagonismo en la historia de España.

c 1

La playa de la Victoria, la playa de Cortadura, la playa de Santa María del Mar y la de la Caleta componen el elenco de playas urbanas de la ciudad de Cádiz. La de Cortadura es la más extensa de Cádiz. Tiene casi 4 kilómetros de largo y más de 60 metros de ancho. De arena dorada y fina, a lo largo de la playa se forman dunas y el fondo del mar está cubierto de rocas en algunas zonas. Cuenta con bandera azul.

c 2

La más popular y concurrida es la playa de la Victoria, que desde 1987, conserva la bandera azul y mantiene unos niveles de calidad excelentes. Está considerada la mejor playa urbana de Europa y cuenta con un espléndido paseo a lo largo de su orilla que prácticamente abarca toda la ciudad hasta llegar al casco antiguo.

c 3

La playa más emblemática de Cádiz es la Caleta. Situada junto al barrio de la Viña ocupa unos 23.000 metros cuadrados, 450 metros de largo y 50 de ancho. Ambiente familiar aderezado con el peculiar gracejo de los gaditanos que, sobre todo los fines de semana estival, toman las playas a golpe de tortilla de patata, neveras portátiles y sombrillas. La playa de Santa María, al norte de la ciudad, es la preferida por los aficionados al surf. Tiene 400 metros de largo y termina justo donde comienzan las famosas murallas de Puerta Tierra de la capital.

Por nuestra parte solo recordaros que contamos con una amplia y refrescante selección de los mejores hoteles y hostales a precios realmente económicos. 

Sin comentarios

En verano, aguas mil

Publicado el 10 Julio 2012 por Jesus Huarte

Que las vacaciones sientan bien no es ningún descubrimiento. Que nos rejuvencen sí puede resultar, cuando menos, sorprendente. Pero no hay más que visitar un parque acuático para contemplar cómo nos volvemos uno más entre el ejército de niños, liberados de tensiones y complejos, y desplegando nuestro lado más espontáneo y expresivo sobre, bajo y entre las aguas. Nuestro clima, nuestro amor por el verano y nuestra geografía ibérica e islas ofrecen tantas opciones que tres meses no dan para tanta diversión.

Fun at Siam Park in Tenerife

El mayor de todos, de hecho el más grande de toda Europa con sus 185.000 metros cuadrados es el Siam Park Reino del Agua (Autopista del Sur), que ha convertido a Costa Adeje, en Santa Cruz de Tenerife, en un destino turístico ideal para los más aventureros. Su personalidad exótica rinde culto a la cultura tailandesa con impresionantes escenarios que mezclan la tradición ancestral con las emociones fuertes. Si lo visitas, podrás surfear sobre las olas artificiales más altas de todo el mundo, casi nada.

... Siam Park ...

Si pasas por Madrid, comprenderás mejor aquello de “Aquí no hay playa”. Es verdad que no vendría mal una costa madrileña. Sin embargo, siempre puedes refrescarte en el Aquopolis (Calle de la Mirasierra) de Villanueva de la Cañada. A solamente unos minutos del centro madrileño se encuentra esta isla de entretenimiento que tiene desde piscinas y zonas de juegos para los más pequeños hasta rápidos, ríos, lagos, zig-zags, slides, toboganes, black holes y olas y ofrece muy buenas promociones para toda la familia.

Illa Fantasia

También Barcelona tiene su oasis. Illa Fantasía (Finca Mas Brassó, s/n) está en Vilassar de Dalt, muy cerca de la Ciudad Condal. Sus laberintos, espirales y zig-zags han conseguido atraer a numerosos  eventos, festivales y momentos inolvidables, para los que sirve como sede. Si visitas la ciudad este verano, no tienes excusa.

Laguna Aqualandia Benidorm

Otros, como Aquamijas (Autovía A7, km 209), entre Mijas y Fuengirola, en la provincia de Málaga, han incorporado a su oferta de toboganes, caídas y piscinas otras opciones como un rocódromo, un mini-golf y juegos recreativos. El resultado es un completísimo parque, que hace las delicias de los turistas playeros en uno de los destinos más populares de la costa mediterránea, junto al Aqualandia (Sierra Helada, s/n) de Benidorm, que ofrece divertidas tirolinas sobre el agua y más de 150.000 metros cuadrados de diversión, desde 1985.

The Jungle Snake at Siam Park, Tenerife

Inauguración del Rocódromo

Más al sur y en otra ubicación privilegiada de nuestra geografía, Aquavera (Carretera Vera/Garrucha – Villaricos, s/n) es una de las grandes apuestas de la paradisíaca provincia de Almería, y permite combinar una visita a parques naturales como el Cabo de Gata con el subidón de adrenalina de black holes, toboganes, espirales y rápidos. Si te enganchas, puedes encontrar hoteles y hostales económicos muy cerca de AdejeVillanueva de la CañadaBarcelonaBenidormMijas y Vera. Porque, ¿quién dijo miedo?

Sin comentarios

España “a la fresca”

Publicado el 05 Julio 2012 por Elias Zapata

Tórrida y abrasante es la meteorología de la piel de toro, los veranos continentales son así y los ciudadanos andan zafándose de las altas temperaturas durante todo el solsticio a la búsqueda, no siempre fructuosa, de una brisilla que llevarse al rostro. Sabido es que en las horas centrales del día lo mejor es estar a buen recaudo de los rayos del astro rey. El aire acondicionado no siempre está a mano y el abanico, la hidratación constante y la ropa ligera no palia la terquedad de un sol empeñado en protagonizar cada hora del día e incluso de la noche.

El gran sol

Las ciudades son las perpetúas sufridoras del estío: sol y asfalto maquinan una mixtura perversa contra el desarmado viajero. Sevilla, Madrid, Barcelona o Granada aúnan sin par belleza en sus recorridos pero si el sol aprieta la Giralda, la Puerta de Alcalá, La Rambla o los Reales Alcázares se te antojan la antesala del averno. Pues bien, desde aquí os vamos a recomendar algunos lugares donde zafarnos del sol y así conseguir una pequeña tregua para tomar aliento.

Sevilla : Catedral de Santa María de la Sede -  EXPLORE

El caso de Sevilla, siempre agasajándonos con sus máximas anuales, es harto complicado. En las horas centrales del día hay que estar a recaudo de los calores pero al caer el sol, el Parque de María Luisa, la plaza de la Alameda, la Isla de la Cartuja son algunos de los lugares donde la inclemente temperatura baja algunos grados. Por su parte, en Madrid el mejor antídoto es emigrar a los parques y jardines de los que la capital va bien pertrechada: El Retiro, el Capricho, Las Vistillas o la Casa de Campo nos agasajan con 2 o 3 grados menos que los reflejados en la Puerta del Sol.

Vista de La Alhambra, la Catedral y el Sacromonte. Granada

La ciudad condal no se libra de las altas temperaturas que combinadas con la humedad relativa del aire nos hacen que traspiremos como estibadores portuarios. Ahora bien, la Barceloneta, el Tibidabo o Montjuic  son siempre un oasis al acuciante calor barcelonés. Es lo que tiene la combinación de mar y montaña.
Los árabes, que de calor sabían un rato largo, erigieron una de las ciudades mejor acondicionadas del mundo para sofocar los rigores del estío: La Alhambra. Sus fuentes, paseos y jardines refrescan cuerpo y alma a la par y pasear por allí, incluso en las horas centrales del día, mitigan el abrasador calor “granaino”.

Platja de la Barceloneta-stranden i Barcelona

En cualquier caso, y aún a sabiendas de redundar sobre el tema, hay un pack que el viajero de verano no debe pasar por alto en el recorrido por las ciudades: agua en ingentes cantidades, protección solar, gorrito, visera o pañuelo con nudos para la testa y permanecer a buen recaudo en las horas donde “Lorenzo” manda. Nosotros, por nuestra parte, te ofrecemos la más fresca e hidratada selección de hoteles y hostales para este verano.

Sin comentarios

En primera línea

Publicado el 16 Junio 2012 por Jesus Huarte

Chiringuitos hay muchos, hasta Georgie Dann tenía el suyo “muy cerca de la playa”. Pero, y afortunadamente, no todos son iguales. El verano ya está a la vuelta de la esquina y, mientras muchos ultiman su cuenta atrás para las esperadas vacaciones, estos pequeños bares-restaurantes-clubs se ponen a punto para recibir a cientos de locales y visitantes que los elegirán por su personalidad, su ambiente, su cocina o simplemente por la desesperación y la sed. Ojalá que el último no sea tu caso, si puedes escoger, te proponemos diez esenciales de entre la privilegiada geografía ibérica y sus islas.

Lasal del Varador (Mataró)

Lasal del Varador (Passeig Marítim de Mataró, 190) cuenta con un concepto de vanguardia. La filosofía de este precioso chiringuito de Mataró, Barcelona, de aspecto industrial y sencillo, apunta a integrarse con el entorno en todas sus facetas: el diseño, porque es un espectacular exponente de arquitectura bioclimática, el sonido, porque devuelve al mar sonidos de jazz, reggae y boogaloo, muchas veces en vivo, y la gastronomía, porque solamente utiliza ingredientes ecológicos.

Un ambiente así de espontáneo es el que ofrece Playa Alta (Avenida de los Gavilanes, s/n) en Isla Canela, Huelva. Si bien su decoración es mucho más rústica y colorida, resulta inevitable divertirse entre sus flores, sombrillas de paja y deliciosas tapas típicas, como los chopos, los boquerones y las gambas al ajillo. También tiene música en vivo con bandas y DJs.

Catedral Beach

Amazing Sundays

Aunque quienes buscan un rollo más electrónico, tienen en la Catedral Beach (Urbanización Atlanterra Playa) en Zahara de los Atunes una muy buena opción. Su lista de eventos y presentaciones de DJs internacionales es excelente. Además, cuenta con tumbonas entre las preciosas estructuras blanco y turquesa, ideales para disfrutar de los atardeceres de esta localidad gaditana con un buen cóctel.

Un poco más masivo, pero incombustible es la sucursal de Nikki Beach en Marbella (Carretera de Cádiz km 192), especialmente los domingos, en que el gigantesco chiringuito venido a club celebra sus Amazing Sundays, una de las mejores fiestas. El lugar mantiene el estilo de otros centros de entretenimiento de la compañía en lugares como Miami Beach, St Tropez o Marrakech con cocina internacional, cócteles, camas y muy buena música.

Portuguese Traditional Francesinha at Beach Restaurant Praia da Luz - Porto (Foz do Duoro) - Portugal

Mucho más tranquilo es Rocamar (Playa de Poo), en Llanes, Asturias. y bajo los Picos de Europa. Es la incursión del hotel homónimo en el Cantábrico con rica cocina asturiana y mucha serenidad. Si te gusta la sidra, esta terraza es tu paraíso.

Otro clásico es Jota´s, en Benicásim, Castellón. De los cuatro locales de la familia Pallares-Ortells, el niño mimado es Jota´s minis, en la Playa Almadraba. Pequeño, de madera y azul y blanco, ofrece un estilo marinero, pescadito frito, perritos calientes, sándwiches y platos más elaborados como el jarrete de cordero.

Restaurante do Evaristo

Si eres de buen comer estás de suerte, porque aunque se encuentra en el corazón de las románticas playas del Algarve portugués, la gastronomía de Evaristo (Praia do Evaristo) es la mejor baza de este sencillo establecimiento de madera y cristal, en el que se pueden degustar ricas especialidades de la nueva cocina portuguesa como el porco grelhado. Además, hay muy buenos vinos.

También se ha ganado con méritos su puesto en las guías de los mejores restaurantes de la Península El Cranc (Playa de la Olla), en Altea, Alicante. Más de 25 años avalan la calidad de su carta, especializada en pescados y con excelentes arroces. Es frecuente encontrarse personalidades conocidas entre sus mesas, dando buena cuenta de irresistibles platos como las albóndigas de calamar y los sepionets.

Cova d'en Xoroi

Entre los chiringuitos más especiales destaca Praia da Luz (Avenida Brasil), en Oporto. La sofisticación de sus estructuras, sus muebles y su iluminación consiguen crear un momento irrepetible, frente al paisaje de ensueño de la desembocadura del Duero. La experiencia sólo se podría superar con una selección de la mejor cocina portuguesa y especialidades como los escalopines de buey con foie gras y el salmón con almendras y nata.

Hablar de lugares mágicos y no mencionar la Cova d´en Xoroi (Cala´n Porter) de Menorca sería imposible. Enclavado en la roca en una cueva natural ofrece uno de los mejores miradores de las Islas Baleares. El bar y restaurante es un escenario perfecto para la música y la danza en vivo, con pop, rock, jazz y electrónica, cócteles, comidas y desayunos. Tienes tres meses por delante, si quieres planear unas vacaciones playeras, ponemos a tu disposición hoteles y hostales a precios económicos para que puedas disfrutar como si fuera el último verano.

Sin comentarios